Martes, 22 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Las ONG reclaman al Parlamento Europeo un nuevo enfoque sobre política migratoria

En 2018, más de 107.000 personas trataron de llegar a Europa arriesgando su vida mientras la reacción de las instituciones europeas, según dicen desde las organizaciones que trabajan en asilo y refugio, sigue errando el tiro y, más allá de buscar soluciones, alienta los problemas.

Refugiados caminan por una carretera del pueblo croata Ilok, fronterizo con Serbia

Refugiados caminan por una carretera del pueblo croata Ilok, fronterizo con Serbia / EFE

El nuevo Parlamento Europeo será el encargado de dar respuesta a las preocupaciones supranacionales de los ciudadanos. Según una encuesta de YouGov para El País publicada hace unos días, junto al medio ambiente, la inmigración es una de las mayores preocupaciones de los europeos. De hecho, los resultados del sondeo reflejan que el 46% de los europeos prefiere que su país no acepte más refugiados de zonas en conflicto.

Para las organizaciones que desarrollan su labor en este ámbito, la solución ha de pasar por el cumplimiento del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, suscrita por todos los Estados miembros dela ONU –a excepción de Estados Unidos – en el año 2018. En este acuerdo figuran 23 grades objetivos, entre los que se incluyen la lucha contra la trata y el tráfico de personas, el reconocimiento del derecho de los migrantes irregulares a recibir servicios de salud y educación en el país de destino, la cooperación en materia de rescates marítimos –sin persecución legal a quienes lleven a cabo labores de rescate humanitario- o la no expulsión de quienes se enfrenten a un riesgo de muerte si retornan a sus países.

Por eso, desde CEAR, su presidenta, Estrella Galán, apunta que el principal problema en materia de migración es un problema de enfoque. “Desde hace unos años hasta hoy estamos viendo que todos los esfuerzos de Europa van dirigido a levantar muros, a externalizar nuestras responsabilidades y a tratar de evitar que las personas migrantes y refugiadas lleguen hasta nuestras costas”, apunta, para añadir después que “en los últimos cinco años, por ejemplo, se han levantado 25 nuevos muros en Europa, que además son simbólicos, son ineficientes”. Defiende, por ello, que España está en disposición de liderar una nueva corriente. “Hay que dar una revisión global a cómo está actuando Europa. Nosotros consideramos que ahora España tiene la oportunidad, con este nuevo gobierno, de liderar una nueva política europea. Creemos que hay un perfil político y social para ello”, explica.

Desde ACNUR reclaman moderación en sus discursos a aquellos que tengan responsabilidades públicas para no crear una alarma social y un clima de aversión hacia los migrantes que, dicen, carece de motivaciones. “Estos mensajes que escuchamos que asocian a refugiados con terrorismo, con delincuencia, con la gente que viene a robarnos el trabajo, que, al final, amenazan las comunidades… son muy dañinos, además de injustos” explica María Jesús Vega, portavoz de la Agencia en España, apunta que, de todas las necesidades que a día de hoy Europa y sus Estados miembro deben atender, la prioridad absoluta sería la de afrontar los rescates marítimos con responsabilidad. “Evitar que la gente muera y evitar que las personas sigan ahogándose todos los días en el mar, como estamos viendo, a niños, a mujeres embarazadas, a abuelos que quienes ver a sus hijos por última vez… eso sería una de las prioridades”, apunta.

Y los niños también tienen sus propias necesidades específicas. Según recuerdan desde Save The Children, en 2018 se estima que han entrado unos 35.000 menores por el Mediterráneo y 20.000 de ellos no estaban acompañados. Jennifer Zuppiroli es su experta en temas de infancia en movimiento y señala como clave que se establezca un sistema responsable y solidario de reparto entre los países de la Unión porque nos encontramos en ante un desafío a la gobernanza europea, dada la mala gestión de la crisis migratoria.

Con el Pacto Europeo sobre Migración y Asilo, la UE se ha dotado desde 2008 de competencias para intervenir en las condiciones de entrada y residencia, las normas sobre visados, la expulsión y repatriación en casos de inmigración ilegal y la lucha contra la trata de seres humanos… pero solo un 3% de la población considera que la gestión comunitaria ha sido muy buena durante los años de mayor presión migratoria. Por eso ahora, a las puertas de conocer la nueva configuración del Parlamento Europeo, las asociaciones que se reúnen en torno al ámbito de asilo y refugio reclaman que las instituciones europeas tomen el rumbo adecuado y que se establezca una estrategia de abordaje integral, donde todos los Estados trabajen en una misma dirección.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?