Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

El autoengaño salva a Casado

Josep Ramoneda analiza los resultados de las elecciones celebradas en el día de ayer, las repercusiones a nivel europeo y las implicaciones de los resultados en Cataluña

Uno de los ejercicios preferidos de los dirigentes políticos es engañar para autoengañarse. Por muchas vueltas que se le dé, el PSOE ha ganado claramente las elecciones. Y el PP ha tenido un muy mal resultado. Y así estaba en el ambiente de la derecha hasta que un puñado de votos le abrió la oportunidad de hacer el doblete en Madrid. En Génova corrieron a improvisar un escenario para vender la moto de la remontada. Madrid y el fracaso de Ciudadanos en el intento de conseguir el sorpasso, permitían construir una imagen que atenuara la debacle. El precio puede ser alto para el PP: primero, porque, por lo menos de momento, el autoengaño sirve para salvar a Casado. Y segundo, porque Rivera, puede verse tentado a buscar alianzas más allá del tripartito de la derecha. Y quitarles algún triunfo.

En clave europea. Dos buenas noticias. Los socialistas españoles, convertidos en primer partido socialdemócrata europeo, ganan influencia. La cita de hoy entre Macron y Sánchez, lo confirma. Y el crecimiento de verdes y liberales aporta vitaminas necesarias para sacar a Europa de su atonía. La derecha renquea, la socialdemocracia sigue dando malas noticias, tanto en Alemania como en Francia. Y sin embargo se necesita construir una nueva mayoría que afronte el malestar que ha impulsado a la extrema derecha. Que la amenaza haya sido menor de lo esperado no significa que haya que minimizar el problema.

En Cataluña, Esquerra Republicana ratifica su hegemonía territorial en el campo soberanista y Puigdemont se consolida como icono de los que buscan la confrontación permanente. El independentismo ha optado por el voto dual: en una urna el voto para gobernar, en otra urna (la europea) el voto de la protesta. El PSC recupera impulso y amplía territorios. El gran fracaso es el de las diversas derechas. Ejemplo, Barcelona. La izquierda: Esquerra, Comunes, PSC suma 28 escaños. La derecha, Junts per Catalunya, Valls y el PP, suman 13.

Moraleja: en muchas ciudades y autonomías las diferencias las han marcado un puñado de votos. Es una gran oportunidad para tejer alianzas que rompan las fronteras. Se necesitan mayorías amplias que permitan políticas efectivas. Y eviten los bloqueos. Y esto significa más polivalencia y menos confrontación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?