Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

De pactos y recuentos

Nunca fui un chaval problemático, si no todo lo contrario, destestaba los problemas. Eran lo peor del colegio, los problemas del libro de matemáticas. La de trenes que salían de una estación a otra sin llegar a ninguna parte. La de decilitros que cabían en una botella de vino en mi casa, que siempre bebíamos agua. La de abuelos que tenían el triple de años que su nieto más pequeño, y la de abuelos que dejaron de cumplir años expulsados de la historia. También es cierto, pero esto nos lo explicaba el profesor de lengua, que es preferible meterse en problemas a meterse en líos, pues los problemas se prestan a resolverse. Y de los líos no hay manera escapar.

En política nos ha ocurrido eso. Por no afrontar los problemas, hemos ido metiéndonos en líos, y cada vez que hay elecciones, es decir, cada vez que parece que vayamos a salir de un lío, acabamos igual de enredados que al principio. ¿Se acuerdan de la serie Enredo? Un enredo es un lío contado por un guionista. En eso también estamos igual. Antes decíamos que los políticos nos enredaban y ahora que nos meten en líos. Se trabaja sin guión, se improvisa. Se confunde a los votantes con oráculos, como si la gente fuera la voz del destino que va a sacarnos del lío. Se le pide el poder a la gente. Pero ¿cómo vamos a dar poder si ya no lo tenemos? Es eso lo que se ve después de cada recuento, la terrible incapacidad de cada una de las cien partes que formamos este rompecabezas.

El poeta Ángel González nos enseñó que Heráclito traducido al chino decía que nadie se mete dos veces en el mismo lío. Tendría que vernos ahora. Me acabo de acordar de Jorge Manrique. ¿Se imaginan sus coplas en chino? Nuestras vidas son los líos que van a dar en el mar. Sí, mejor no traducir la segunda mitad. Bastante jodido está ya el mar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?