Sábado, 10 de Abril de 2021

Otras localidades

La mirada

Defensas al ataque

Pocos especialistas discuten el esfuerzo de seriedad y garantismo realizado por el tribunal

Las defensas arrastran la banca en el final del juicio del procés, que hoy celebrará en principio su jornada 52 y última. Primero, experimentan un ataque de realismo: ya van aceptando que sus clientes sí cometieron delitos de desobediencia. Y en algunos casos, incluso que hubo desórdenes públicos, aunque no dicen a quién colgarlo. Este realismo se dobla con un trato más cortés y respetuoso a la Sala, incluso por parte de los más levantiscos.

Segundo, arrecian su ofensiva por la brecha que ha dejado el cúmulo de defectos de la tarea de los fiscales. Ponen en evidencia sus fallos, por ejemplo en la acusación a Jordi Sánchez. Y sobre todo, niegan el delito principal que se atribuye a sus clientes, la rebelión. O porque no cumplió el requisito de alzamiento armado; o porque no desplegó una violencia suficiente para doblegar al Estado.

Tercero, esta estrategia se completa con la crítica a las dificultades que han tenido para realizar la tarea de defender; o con la enmienda a la totalidad del juicio. Es el punto más débil de los abogados. Pocos especialistas discuten el esfuerzo de seriedad y garantismo realizado por el tribunal.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?