Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

De qué no puedes hablar si me quieres meter mano

Dice la Tana que no, que a ella es mejor no tocarle mucho los bemoles...

Pareja peleada

Pareja peleada / GETTY

Anda que no sería precioso que fuéramos capaces de zanjar nuestras disputas echando

un buen polvo. Sería mucho más económico, infinitamente menos doloroso y

permítanme que crea que sería hasta narcótico.

 Que en mitad de una pelea, de esas salvajes, pudiéramos mirarnos a la cara, darnos

cuenta de lo mucho que nos gustamos.... y nos lanzáramos en picado a

desnudarnos.

Quizás así se salvarían matrimonios.

Lástima que no sea un contrato lo que más me preocupa, a mis años.


De mi historia de amor, después de tantos años, solo se salva la complicidad. Esa

que hace que a pesar de la bronca, a pesar de que llevo dos días sin querer

cruzarme por el pasillo, a pesar de que me tienes harta de meterte con los míos

sin admitir los tuyos, la complicidad hace que no me parezca suficiente para

reventarlo.No quiero ser ni una sufrida ni tampoco consentirte.

 

Una relación se cimenta, entre otras cosas, porque sabes de qué no puedes hablar

conmigo si pretendes que quiera meterte mano.

 Lo de la torpeza ya no cuela. Lo del género masculino, lo reventamos hace rato.

 No sé enterrar el hacha de guerra con un buen polvo. Me cuesta siquiera afirmar

que no quiera ver sangre.

 

Ni todo ese sexo tan sucio que hago contigo te va a salvar de mi cabreo.


 Parece mentira que aún no te hayas dado cuenta de que para follarme más te vale

ganártelo primero.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?