Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Blanqueo, supongo

"Lo siento de corazón si hemos generado más dolor a las víctimas del necesario", dijo Otegi. Para conocer las miserias de las personas hay que obligarlas a responder cosas que no se desean escuchar.

Una de las entrevistas más intentadas por el periodismo español, todos los 23F, es la de Tejero, del mismo modo que si Franco estuviese vivo le estaríamos intentando preguntar todos los días si condena el franquismo.

Una de las entrevistas más estremecedoras que he leído nunca es de Angeles Escrivá en El Mundo a un etarra: "Yo no asesinaba, ejecutaba". Son entrevistas necesarias. Si hay un partido del que puede depender la gobernabilidad de España, un partido que además hace nada justificaba asesinatos terroristas, es interesante casi más por lo segundo que por lo primero.

Desde cuando el interés periodístico es el interés mojigato y religioso de quienes se erigen, se han erigido siempre, como protectores de la memoria de las mismas víctimas que en tantas ocasiones los han dejado a ellos con el culo al aire, queriendo ser más víctimas que las propias víctimas.

Esta frase de Arcadi Espada de hace unos años: "El periodismo tiene que herir la sensibilidad del lector". Muchas veces hay que preguntar por cosas que no se desearían escuchar. "Lo siento de corazón si hemos generado más dolor a las víctimas del necesario o del que teníamos derecho a hacer", dijo Otegi.

Este es el blanqueo, supongo. Para conocer las miserias de las personas hay que hacerlas decir esto, obligarlas a autorretratarse. Preguntar es el fundamento de este oficio. A quien sea y lo que sea.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?