Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"Vivimos un estado de turbotemporalidad, todo va acelerado en el siglo XXI"

José Carlos Ruiz, doctor en filosofía y defensor del pensamiento crítico

El árbol y el césped /

La suerte de un libro  está muchas veces en la primera página. Es lo que ocurre cuando lees "El arte de pensar" (Editorial Berenice) del filósofo y doctor José Carlos Ruiz. En los primeros tres párrafos encuentras  tres expresiones clave, la primera "quien nos iba a decir que en pleno siglo XXI la felicidad se convertiría en un instrumento de tortura", la segunda , "nos han condenado a ser felices por obligación" y, la más contundente y tercera, "nos han convertido en drogodependientes emocionales". Si después de esto no sigues leyendo hasta la última coma y el punto y final es que estás muerto  o , como nos ha dicho el propio autor en La Ventana, en este siglo somos víctimas de  "un estado de turbotemporalidad donde todo va acelerado".  

José Carlos Ruiz parte de que vivimos en una sociedad "enferma de prisa y totalmente anestesiada", y lo peor, es que cada vez somos menos conscientes. "La duda no está de moda porque requiere tiempo y distancia", tampoco "el yo es fuerte  porque ha perdido las circunstancias que para Ortega definían a las personas"  , en definitiva,  para este defensor a ultranza del pensamiento crítico, "necesitamos una higiene mental preventiva que debería entrar por los colegios".

Una de las teorías más clarificadoras que defiende José Carlos Ruiz en "El arte de pensar" es la metáfora del césped  y el árbol para definir dos tipos de felicidad. La felicidad del césped a la que tendemos sería aquella "que tiene raíces muy superficiales, que necesita riego cada 40 días, pero que es útil a los pocos días de ser sembrada, aunque al más mínimo descuido pueda ser arrancada o se pueda secar". La felicidad del árbol "tiene un principio más complicado, la semillas tarda más en germinar, el tiempo de crecimiento es de años, no puedes disfrutarlo inmediatamente, pero al final tiene un tronco fuerte, un buen cuerpo de ramas y por muchas inclemencias temporales que pueda sufrir, al final siempre te dará sombra". Es la diferencia entre el disfrute emocional inmediato y la felicidad real que tiene una base y te hace fuerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?