Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

Atrevido verano en el que se multiplican las ganas

Dejemos que este verano rubrique en nuestro recuerdo lo que merezca la pena que echemos de menos.

Una pareja besándose en Lisboa. /

Qué bueno que sea verano, a pesar de lo que implica tantísimo calor… Noches durmiendo desnudos sobre la sábana, deseando que se mueva el aire y poder respirar. Cada uno en un borde de la cama, aspirando al abandono del contrario para ocuparla entera. Días de agotamiento y, aún así, buscar que te rocen.

Nos gusta el verano por todo lo que implican sus tardes y sus noches. Apetecen divertidos, calurosos y exultantes. Con sus romances esporádicos, sus polvos sudando, sus visitas por la noche a la playa con esterillas que se usan de cama.

Te pondrás malo al vernos en la playa; nos pondremos malas al verte recién duchado.

Yo para el verano recomiendo, siempre, atrevimiento. Es el verano muy de que se improvisen los picaderos y de que se multipliquen las ganas. De terminar en una esquina recóndita del pueblo, justo cuando esté la orquesta tocando en el baile, y que haya dos metiéndose mano. Dejemos que este verano rubrique en nuestro recuerdo lo que merezca la pena que echemos de menos. La boca justa, la polla exacta, las únicas tetas, los ojos que, de verdad, nos miraron…

Viviré este verano como si fuera el último del mejor de mis romances. No vaya a ser que en invierno ni yo me quiera tanto…

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?