Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

Imprudencias que siguen matando

Pablo Morán reflexiona sobre los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Toxicología sobre la incidencia del consumo de alcohol, drogas y psicofármacos en las víctimas de tráfico

No aprendemos. El Instituto Nacional de Toxicología nos ha dicho hoy que casi la mitad de los conductores que murieron en accidentes de tráfico el año pasado habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos. Especialmente significativo es el dato de los conductores que consumieron drogas antes de dejar su vida en el asfalto y que se ha doblado en la última década. En buena parte también porque en ese tiempo han aumentado los controles que detectan este tipo de sustancias. Y alarma también a los responsables de este estudio el nivel "severo" de alcohol encontrado en la mayor parte de esas víctimas que había bebido.

Son datos que revelan lo imprudentes que seguimos siendo al volante. No es suficiente la crudeza de las campañas de la DGT, ni las imágenes de los accidentes, ni el testimonio de las víctimas, ni el endurecimiento del Código Penal. El estudio revela que seguimos banalizando el consumo de unas cervezas, una copa, o de un porro o de cocaína antes de ponernos en ruta en la carretera. Y eso nos convierte en temerarios no sólo con nuestra propia integridad, sino también con la vida de otros que pueden verse implicados en un eventual accidente.

La DGT y el fiscal especial de seguridad vial han dicho basta. Y anuncian que redoblarán su ofensiva contra esos conductores temerarios. Pero poco más se puede hacer hasta que no nos entre en la cabeza de verdad eso que nos dijeron hace tantos años. Eso de "si bebes, no conduzcas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?