Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Lo peor de no tener un rumbo educativo

Si unos padres consideran que su hijo debe pasar por un tratamiento psicológico para quitarle la mariconez, son esos padres los que deberían asistir a una terapia

Educar en tolerancia LGTBI

Educar en tolerancia LGTBI / Getty

Lo peor que le puede pasar a un grupo es no tener un rumbo hacia el que dirigirse. Avanzar a trompicones. Guerrear para ascender. O lo que es peor, poner zancadillas a los que avanzan ligeros para no dejarles pasar y que alcancen los puestos que merecen. Todos conocemos a alguno que se asemeja bastante a esta descripción…

A los niños hay que enseñarles a que cada uno es diferente y se tiene todo el derecho a ser quien se es. Al margen de cómo se nazca. Los envoltorios no siempre se corresponden con lo que hay dentro. Y educando sexualmente enseñamos a respetar a los demás, sean quienes sean. Si unos padres consideran que su hijo debe pasar por un tratamiento psicológico para quitarle la mariconez, son esos padres los que deberían asistir a una terapia. La homofobia se cura. Basta con educarse.

Debemos, ante todo, educar. Sea como sea. No podríamos condenar a los hijos de homófobos al sufrimiento que supone que no entiendan que son quienes son. Ya sabemos que los señores políticos que deberían plantearse cómo educar a esta sociedad, y ya sabemso que andan a la gresca… Pero solo en la Comunidad de Madrid, según el observatorio Madrileño contra la LGTBIFobia, a fecha del 19 de julio, había registrado 123 delitos de odio contra el colectivo en toda la región.

Ustedes verán. O educamos… O la caza del maricón empieza a dejar de ser un recuerdo malo del pasado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?