Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 31 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Las últimas noticias sobre el coronavirus en el mundo
Un mal día lo tiene cualquiera

El último condenado a muerte por la iglesia en España

No sé si sabéis que el cadáver del Cid Campeador fue utilizado por sus hombres para que éste ganara en Valencia una batalla post-mortem, por el miedo que provocaba su sola visión entre sus adversarios. Pues la Inquisición Española consiguió igualar esta proeza, y también lo hizo en la ciudad de Valencia

Oficialmente, la Inquisición había sido abolida por Napoleón en 1808, pero cuando la monarquía borbona fue reestablecida con Fernando VII, la Inquisición volvió con un ligero cambio de etiqueta. Entonces, en algunas diócesis surgieron las llamadas Juntas de Fe, que se encargaban de vigilar que nadie se apartara del recto camino de la doctrina católica.

Y uno que se apartó fue un tal Cayetano Ripoll, un maestro catalán que había luchado contra los franceses durante la Guerra de Independencia. Fue hecho prisionero por estos y en Francia se convirtió al Deísmo, que es la creencia en un dios que creó el mundo, pero que luego no intervenía en la vida de los humanos. Ripoll, que se trasladó a Valencia al ser liberado, ejerció allí de maestro hasta que fue denunciado y hecho prisionero en 1824. Pese a que, según testimonios de la época, era un hombre de gran bondad y compasión, se negaba a seguir los ritos católicos, y eso, claro, era imperdonable.

Primero estuvo dos años en la cárcel, pero al no querer rectificar sus creencias, fue juzgado y condenado por herejía. El 31 de julio de 1826, fue ahorcado para acelerar su reunión con ese infierno que la iglesia consideraba que merecía.

Su ejecución causó un gran escándalo en toda Europa, ya que la gente no podía creer que España fuese un país tan retrogrado. Aquí, en cambio, no hubo escándalo porque la censura hizo que poca gente se enterase. Eso sí, probablemente por ese escándalo internacional, Ripoll tiene el honor de ser el último condenado a muerte por un tribunal eclesiástico en la historia de España.

si te has quedado con ganas de más...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?