Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Aumenta un 15% la siniestralidad laboral en la construcción entre enero y mayo

Según datos del Ministerio de Trabajo recogidos por Comisiones Obreras, en los cinco primeros meses de 2019 se registraron 32.117 accidentes en jornada en este sector

Un hombre descarga cajas durante su horario laboral /

Un informe de CC.OO. elaborado con datos del Ministerio de Trabajo señala que, de un total de 32.117 accidentes registrados e jornada, 28.970 correspondieron a asalariados y 3.147 a trabajadores autónomos.

De los 32.117 accidentes registrados durante la jornada laboral, 28.970 (90%) fueron protagonizados por trabajadores por cuenta ajena y 3.147 (10%), autónomos. En el registro de accidentes ha sido incluido por primera vez los sufridos por los afiliados del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), por lo que sólo se pueden comparar con respecto al año pasado los datos de los asalariados. En este sentido, entre enero y mayo de 2018 se contabilizaron 25.168 accidentes de trabajadores por cuenta ajena en jornada, mientras que en el mismo periodo de 2019 han sido 28.970, es decir, un aumento del 15%.

En cuanto a la gravedad de los accidentes, 31.646 fueron leves (el 98,5%), aunque en los cinco primeros meses del año se han producido 64 mortales: 52 de ellos en jornada y 12 in itinere (de camino al puesto de trabajo).

Comisiones Obreras apunta, además, que el 41% de los accidentes mortales en la construcción se han producido por caídas a distinto nivel, y de éstos, un 30% se han originado por caídas desde el andamio.

A nivel global, la siniestralidad laboral también ha aumentado: más de 200.000 trabajadores han causado baja, casi un 5% con respecto al mismo periodo de 2018. Por sectores, el más afectado es el de servicios, con casi 120.000 bajas, seguido de industria y construcción.

La normativa laboral, en el punto de mira

Paco Trillo, profesor de Derecho Laboral en la Universidad de Castilla-La Mancha, pide la derogación de la reforma laboral aprobada en febrero de 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy para “acabar con la precariedad y fortalecer la negociación colectiva”, alega. En la misma línea insiste Joaquín Aparicio, también profesor de laboral en la misma universidad. “Los trabajadores tienden a aceptar peores condiciones de trabajo cuando la tasa de desempleo es muy alta. Urgen políticas para conseguir que descienda”, expresa Aparicio, que insiste en reforzar el papel de los sindicatos para aumentar el control sobre las empresas. “Estaría bien introducir definitivamente la figura del delegado territorial sindical de seguridad y reformar la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales”, dice el profesor. Esto ayudaría, según Aparicio, a reforzar el papel de la sindicación y aumentar los controles en aquellas empresas que no cuenten con delegados sindicales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?