Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

¿Cómo han tratado el cine y la literatura a los "amantes de la sabiduría"?

Hemos traído nuestras togas, hemos aprendido griego antiguo y vamos a salir a declamar por las plazas públicas. Para no irnos por las ramas, vamos a ocuparnos de dos géneros muy concretos: la biblioterapia y los thrillers filosóficos.

La biblioterapia es género literario que pretende dar caché a los libros de autoayuda añadiéndoles pequeñas dosis de filosofía. Es un género que pretende convertir la filosofía en una cosa útil para el día a día, cuando en realidad todos sabemos que la filosofía es todo lo contario a algo práctico para nuestra vida cotidiana.

El thriller filosófico es un género curioso, porque trata de convertir a los seres más estáticos del planeta, que son los filósofos, en hombre que viven grandes aventuras de carácter filosófico. Por ejemplo, ‘Filosofía a mano armada’ de Tibor Fischer imaginaba a un filósofo que montaba una banda de atracadores cuyos robos se basaban en textos del pensamiento universal.

El cine, como todo arte, ha sido permeable a las corrientes filosóficas y de pensamiento de las épocas en las que ha sido realizado. Como es un arte relativamente joven, poco más de un siglo de vida, lo que encontramos en muchas películas es la traslación de las corrientes filosóficas del siglo XX. Podemos considerar así películas muy influenciadas por la filosofía “2001, odisea en el espacio”, “Stalker” (y todo el cine de Tarkovski), “El séptimo sello”, “Waking life” o incluso “Matrix”. Pero en general el cine ha dado de banda a la representación de filósofos reales en pantalla.

Nuestra invitada es Clara Usón, autora barcelonesa con una obra sólida que ha merecido no pocos premios, entre ellos el Premio Nacional de la Crítica, cuya última novela, El asesino tímido’, rescata la figura de Ludwig Wittgenstein.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?