Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Redención de Nacho Cano en Sonorama

Tras 22 años en el dique seco, el fundador de Mecano hace historia rodeado de un gran elenco indie que le acompañó en la resurrección del mítico grupo del pop español

Nacho Cano,a dos teclados, regresó a los escenarios 22 años después en la cuarta y última jornada del festival de música Sonorama Ribera 2019 en Aranda de Duero. / ()

Historia viva de Sonorama. Eso es ya Nacho Cano. Uno de los tercios que integraron la mítica banda Mecano estuvo a la altura de la expectación que había levantado su actuación tras 22 años alejado de los escenarios (casualmente los mismos años que vida tiene el Sonorama). El escenario Ribera de Duero esperaba abarrotado y su concierto, pese a los problemas de sonido que marcaron la primera media hora, consiguió en fases revivir el éxito que Cano cosechó en el pasado.

El encargado de dar el pistoletazo de salida junto a Nacho Cano fue Alberto Jiménez, de Miss Caffeina. El fundador de Mecano apareció en el escenario con una chupa de cuero, rodeado de teclados y con la intención de que la nostalgia estuviese presente del inicio. Así llegó 'Héroes de la Antártida' y '7 de septiembre', uno de los himnos más cantados y versionados de Mecano. Ya en la rueda de prensa de presentación, el talaverano se mostró emocionado por compartir escenario con Cano, al que se encargó de recordarle que era histórico (Eso sí, como anécdota, Nacho llamó "Ángel" a Alberto). Después fue el turno de Rafa Sánchez, de la Unión, que interpretó 'Sildavia' y 'Lobo Hombre en París' en medio de los recurrentes gritos de "No se oye" que lanzaba el público. El sonido durante la primera fase del concierto no estuvo a la altura -en la zona de más atrás del escenario principal de Sonorama- y además la lluvia bañaba la paciencia de los miles de asistentes.

La cosa cambió ahí. Las nubes se diluyeron, el sonido mejoró y Maryan Frutos, de Kuve, empezó a enchufar al público arandino. Para cuando llegó su versión de 'Aire' a Nacho Cano ya hasta le sobraba la cazadora. La mecha de su show (y del público) había prendido. Incluso llegó a pedir "cariño" para Javiera Mena ante su interpretación del mítico 'No Controles'. Dos de las mejores interpretaciones de la noche y eso que el propio Nacho Cano recordó al público que en el caso de Maryan habían ensayado su tema tan solo una vez. Con anterioridad salió Gabriel de la Rosa de Shinova con 'Barco a Venus'.

Después llegó el combo Tomatito, Zahara ('Un año más') –que apenas cuarenta minutos antes había dejado con su 'Hoy la bestia cena en casa' una de las mejores interpretaciones de esta edición de Sonorama– Shuarma y Santi Balmés ('La fuerza del destino'). Para entonces el público ya se había rendido. 'Mujer contra Mujer' retumbó por todo Aranda en un dúo Javiera Mena y Shuarma. En el caso del guitarrista de flamenco Tomatito era la primera vez que ambos artistas coincidían en directo pese a que compartían un temazo como 'Por la cara'.

Nacho Cano terminó sin camiseta y con su mítica pose tocando dos pianos y pataleando el suelo. Desde su altar controlaba todo. Paco Clavel estuvo junto a su amigo que indicó que fue uno de los grandes impulsores para que Mecano existiese. Junto a él salió Rocío Saiz de Las Chillers para brincar con 'Maquillaje'. Mikel Izal ('En tu fiesta me colé') y Rulo también compartieron escenario con el mítico Cano, que cerró su concierto pidiendo focos para la España Vaciada: "Aranda necesita un tren y un hospital". "Igual los que no sois de aquí no lo entendéis, pero yo tengo dos niños", apuntó una arandina emocionada mientras todos los artistas se abrazaban sobre el escenario mientras Shuarma cantaba 'Vivimos siempre juntos'. Sin duda, uno de los conciertos que quedará para la historia del festival de Aranda de Duero.

La nostalgia de Rulo, la fuerza de Carolina Durante y la sorpresa de Viva Suecia

La nostalgia de Mecano no fue la única que estuvo presente en el plato fuerte que Sonorama había preparado para este sábado. Ahí estaba Rulo y La Contrabanda, justo después de Nacho Cano. Y claro, si estaba Rulo... Más de uno quería rememorar épocas pasadas. También las nubes, pero dio igual. El de Reinosa consiguió que el público se entregase y su tándem 'P'aqui P'alla' y 'Por verte sonreír' pintó algunas lágrimas en el escenario Aranda de Duero.

Antes, la nota más rockera la puso Carolina Durante. Los creadores de 'Cayetano' se confirman como uno de los directos más fiesteros del festival. Robert Moreno haría titular a Odriozola si los viese en directo. Sus letras punzantes y los saltos de Diego su vocalista pusieron los primeros sudores de la noche que continuaron con una gran actuación de Shinova que si no llega a ser por la presencia de Nacho Cano podría haber copado todos los focos. Crystal Fighters puso la fiesta nocturna pese a que su actuación parece artificial.

Viva Suecia reinó por la mañana en la Plaza del Trigo. Los murcianos, pese a la rotura de un dedo de su cantante Rafa Val que le impidió tocar la guitarra, demostraron que son top en esto del indie. Agarren los machos que este año sacan disco, 'El milagro', y se han propuesto llegar a la cima. Un broche de oro para el Sonorama 2019 que ya empieza a cerrar las puertas de su edición pensando en los histórico que fue que Nacho Cano, Chimo Bayo, Love of Lesbian, Miss Caffeina, Zahara y muchos más coincidiesen por las calles de Aranda de Duero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?