Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Beatle que no fue más famoso que Jesucristo

Cuando trabajas en una empresa, tu motivación para comprar lotería de Navidad casi siempre es el miedo a ser el único al que no le cambie la vida el 22 de diciembre. Pues bien, ese deprimente escenario no es nada comparado con el que se encontró nuestro protagonista de hoy

()

El 16 de agosto de 1962, Pete Best recibió la peor noticia de su vida: dejaba de formar parte del grupo de música que había sido su vida durante dos años. El grupo estaba formado por unos chavales llamados The Beatles. Una de sus razones para elegir a Pete como batería había sido que el chico tenía mucho tirón entre las fans femeninas del grupo. Irónicamente, esto también fue crucial en su sustitución. Pete se esforzaba más en los conciertos que en las grabaciones, y sus compañeros no veían claro su futuro en el grupo. Así que cuando consiguieron un contrato discográfico en junio de 1962, decidieron no decírselo a Best y buscar a otro que ocupara su lugar.

A Pete lo tuvo que despedir Brian Epstein, el manager del grupo, con un escueto “los chicos ya no te quieren en el grupo”. Ringo Starr pasó a ser el batería de los Beatles, que tardaron pocos meses en alcanzar un éxito sin precedentes. Antes de que esto sucediera, tuvieron que hacer frente a fans enfervorecidas que gritaban “Pete forever, ¡Ringo never!”. En una de estas manifestaciones espontaneas de descontento, George Harrison, guitarrista del grupo, se llevó un ojo morado.

Pero esa herida no era nada comparada con lo que le esperaba a Best. Tuvo que ver como sus compañeros llegaban a ser, según palabras de Lennon “más famosos que Jesucristo”. Aunque él sigue diciendo que no está amargado por ello, la verdad es que cuesta creerle.

si te has quedado con ganas de más...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?