Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Festival Venecia

Venecia recupera el primer orgasmo femenino de la historia del cine

El certamen calienta motores con la proyección de 'Extase', película de 1932 dirigida por Gustav Mchaty, protagonizada por Hedy Lamar, que muestra en pantalla grande el orgasmo de una mujer

primer orgasmo del cine: Venecia recupera el primer orgasmo femenino de la historia del cine

CEDIDA

Fue el gran escándalo del festival en el año 1934. La película del checoslovaco -entonces todavía no se había producido la división de ambos países- conmocionaba a los asistentes por mostrar en pantalla grande, y por primera vez en la historia del cine, un orgasmo femenino, el que disfrutaba la actriz Hedy Lamarr. Extase volvió a proyectarse anoche en el Festival de Venecia, lo hizo un día antes de la inauguración, a modo de prolegómeno de un certamen que ha dejado a las mujeres, precisamente, en un rincón.

Se trata de una copia restaurada y digitalizada en 4K que la prensa y el público más tempranero disfrutó en el Palazzo del Cinema, mientras la alfombra roja continuaba estirándose y las luces instalándose. La restauración, llevada a cabo por el Archivo Checo de Praga ha tratado de mantener todas las características y el lenguaje de la original.

Éxtasis, así se tradujo, fue el último película que realizó Gustav Machaty en su país, después emigró a Austrailia, Italia y, finalmente a Estados Unidos y Alemania. En un momento donde la sexualidad era recatada, el director checo mostró sin tapujos el cuerpo desnudo de la actiz Hedy Lamarr, en blanco y negro, y un orgasmo en primer plano. La película ganó el premio a mejor director ese año 34, un año en el que el director italiano Michelangelo Antonioni acudía al certamen como crítico de cine. Su crítica decía así:

"En los jardínes del Hotel Excelsior, esa noche, se podía ori al respiración de un cautivado público, podías sentir los escalofríos de los espectadores".

El argumento es sencillo, la historia de Eva, la hija de un terrateniente, que se casa con un señor mayor. Pronto descubre que el señor no tiene mucho interés en las mujeres y, menos, en tener sexo con ella. Así que vuelve a casa y pide la separación. Mientras conoce a un obrero que, casualidad de la vida, la ve nadando desnuda en un lago. Ahí descubre el sexo, y por primera vez, el placer. Deciden huir -lo de la separación no va bien en un momento donde pocos países, entre ellos la España republicana, permitían el divorcio. Pero su marido se suicida y ella se siente culpable.

El director convenció a la actriz para que se desnudase. Le dijo que ella estaría en lo alto de una colina y no se vería nada, pero luego apareció el zoom. La historia de la película nos acerca también a la de Hedy Lamarr, una mujer apresada por los hombres. Después de esta película se encaprichó de ella un empresario alemán amigo de Hitler y Mussolini y sus padres la obligaron a casarse. Él trató de de retirar todas las copias de la película, sin éxito. Lo que sí logró es que se acabara su carrera como actriz, algo que Lamarr aprovechó para centrarse en su vena científica. De hecho inventó lo que muchos consideran uno de los precursores del actual WiFi.

En el año 37 logra escapar de su marido y de la Alemania nazi y llega a Estados Unidos, donde se convirtió de nuevo en actriz. Fue el dueño de  La actriz dejaba atrás una vida casi de esclavitud y se abría ante sí una nueva en la Metro Goldwyn Mayer, quien la bautizó como Hedy Lamarr. Ahora Showtime prepara una serie con ella que protagonizará la actriz de Wonderwoman, Gal Gadot.

La película mantiene la expresividad de los filmes mudos de la época y un hábil montaje que jugaba con lo simbólico. En Alemania no se estrenó hasta dos años después y tuvo que cambiar el título de Éxtasis por el de Sinfonía de amor. EEUU la calificó como ‘moralmente cuestionable’, y hasta la iglesia la condenó a través del Papa Pío XII. La película rompió moldes y aunque después hemos visto otros orgasmo de mujeres en la gran pantalla, su proyección en este certamen sigue siendo importante, sobre todo, en tiempos donde la reivindicación sexual de la mujer no está tan conseguida.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?