Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

'The King', un Shakespeare para millennials con Timothée Chalamet

El actor se convierte en Enrique V en la película que Netflix presenta en Venecia y que trae al festival a una nueva generación de estrellas de Hollywood, como Robert Pattinson y Lily Rose Deep

Timothée Chalamet durante el Festival de Venecia / ()

Cada generación tiene sus propias historias y también sus lecturas sobre la literatura clásica. En esta época de nostalgia sobre los relatos que triunfaron en los ochenta y noventa en Hollywood, Netflix, principal artífice de la vuelta de esa nostalgia, quiere también dar a los millennias, su público más fiel, una versión de la obra de Shakespeare, uno de los autores más imporentes de la literatura universal.

The King en realidad, más que una pretensión de acercar la obra del dramaturgo a los millennials, es una manera de acercar a los millennials a este producto audiovisual que se estrenará en la plataforma. Para ello han seleccionado a los actores con más seguidores entre el público más joven. Timothée Chalamet es una de las estrellas emergentes desde su nominación al Oscar por Call me by your name.

Es Enrique V, un hombre que debe aprender a ser rey a la fuerza y a hacer la guerra queriendo la paz. Junto a él está Robert Pattinson, que ha pasado de ser la estrella emergente de sagas como Harry Potter y Crepúsculo, a un intertéprete fetiche del cine de autor europeo y norteamericano. El viernes volverá a la sección oficial de Venecia con Waiting for the barbarians, la adaptación de Ciro Guerra de la novela de Coetzee. La tercera protagonista es Lily Rose Depp, hija de Johnny Depp, actriz y modelo francesa que ya cuenta con cuatro títulos en preproducción.

"Hay algo inquietante o perturbador sobre los jóvenes que ejercen tanto poder. Hay alegorías modernas de lo que está representado en la película en el mundo", decía Chalamet. "Hay gente que continúa en el poder todavía por su linaje, y quién empuña la espada cuando quiere", añadía.

Pattinson se convierte en el rey francés, un tipo egoísta y amanerado que reta al monarca británico. "Interpreté a Shakespeare cuando estaba en la escuela de arte dramático y me apetecía volver. Lo que hice fue entrar en la dimensión humana del personaje, busqué información de él, algo que es lo que más me gusta hacer cuando hago una película. Creo que fue un dandy, era muy joven y más gordo", explicaba el actor.

Dirige el australiano David Michôd, director de Animal Kingdom y The Rover, un cine diferente de esta cinta de corte histórico, ambientada en la Edad Media, en medio de cruentas guerras entre Francia e Inglaterra. The King es un proyecto de Michôd junto al actor Joel Edgerton, que también se ha reservado el papel de consejero real, John Fastolf, caballero que luchó en la Guerra de los 100 años.

"Me gusta el mundo que muestra las obras de Shakespeare y nuestro objetivo era cómo contar la historia de este hombre y su evolución sobre el hombre. Nos inspiramos en la construcción que hace Shakespeare de los personajes, pero es algo diferente", decía el actor. Lo cierto es que The King, película que produce Brad Pitt, habla del honor, de cómo servir al pueblo y de cómo ejercer el poder. Cuestiones totalmente relevantes en este momento en pleno cambio político en el que vivimos. "También es una película que nos hace reflexionar sobre países que invaden otros países y los motivos por lo que lo hacen sus gobernantes", concluía Edgerto. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?