Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Javier Baeza, un cura sin hostias

Nos sentamos a desayunar con el párroco de San Carlos Borromeo y sus compañeros de piso

En San Carlos Borromeo no se consagran las obleas para la comunión. La misa se celebra en comunidad y participa activamente quien quiere. Si nadie lleva bizocochos o rosquillas, Javier Baeza, el párroco bendice barras de pan que reparte a cachos entre sus feligreses.  Si hoy hubiese habido misa se hubiese comulgado con porras.  Baeza nos ha abierto su casa este domingo por la mañana para compartir desayuno, y hemos llevado porras y chocolate para agradecer su generosidad.

Estamos en el barrio de Moratalaz de Madrid, un barrio obrero, en un piso como tantos de toda España. En el salón comedor ya se nota que allí vive una gran familia porque frente a la televisión hay 3 sofás. Y es que ahora mismo, junto a Javier, viven 7 personas. Son chicos que han llegado a nuestro país en patera para tener una vida mejor. La mayoría llegaron siendo menores, ahora los dos más jóvenes: Mamadou e Ibrahim, de Guinea Conakry ya tienen 18 años y están estudiando para ser fontanero uno y carpintero el otro. "No tan solo damos techo y comida" añade Javier Baeza "las personas necesitan un espacio de seguridad en el que puedan mostrarse tal cual son y poder dar rienda suelta a nuestros miedos, nuestras penas, nuestras ilusiones, nuestros sueños".

La mesa rectangular está muy bien puesta. Mucho mejor de lo habitual, me confiesan. El desayuno en esta casa suele ser el pan del día anterior tostado y café o cacao, quien lo prefiera. A veces galletas maría, de oferta. Es dificíl que coincidan todos porque cada uno tiene sus horarios de estudio o trabajo, pero Baeza destaca la importancia de juntarse entorno a una mesa el fin de semana "que además de una cosa muy sana, para los creyentes religiosos es muy evangélico. Jesús lo solucionaba todo entorno a una mesa".

En el piso del cura viven estos chavales que llegan sin nada más que sueños, pero también personas a las que la vida les da dado un revolcón y se han quedado en la calle. Agradecemos que hoy se hayan levantando y nos hayan recibido tan bien, además de Javier Baeza, Arturo, Mamadou, Hamza, Ousman, Ibrahim. Y a Pilar "Cuca" y su hija Carmen, que también tienen uno de estos pisos que son "hogares salvavidas" para muchos y que no han querido perderse este desayuno radiofónico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?