Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Sean Bean se cansa de morir en el cine y empieza a rechazar papeles por ese motivo

Sean Bean ha sido asesinado en 21 ocasiones

Recopilatorio de las muertes de Sean Bean. / YouTube

El británico Sean Bean es uno de los actores más sanguinarios del panorama actual. Según un estudio desarrollado por Movies4Men, el actor que interpretó a Boromir en la trilogía cinematográfica de El señor de los anillos y a Eddard Stark en la aclamada Juego de Tronos ha acabado con la vida 331 hombres y mujeres a lo largo de su carrera cinematográfica.

Sin embargo, siempre será recordado por ser uno de los actores que más veces han muerto frente al espectador. A día de hoy, tal y como recoge IMDb, el británico se encuentra en sexta posición tras otros actores como John Hurt, Max von Sydow, Christopher Lee, Vincent Price y Christopher Plummer. No obstante, con el paso del tiempo, el británico se ha convertido en un auténtico meme destinado a morir en cualquier proyecto en el que participa.

21 muertes a lo largo de su carrera

Hasta la fecha, Sean Bean ha fallecido en 21 películas y series de televisión. Desde Juego de Tronos o El Señor de los anillos hasta Carretera al Infierno, Black Death, La Isla o Goldeneye. Es decir, el británico ha muerte en el 32% de las películas y series de televisión en las que ha participado desde que comenzara su carrera cinematográfica.

Sin embargo, Sean Bean se niega a volver a morir. De hecho, tal y como reconoce en una entrevista para The Sun, ha comenzado a rechazar algunos papeles en los que está destinado a perecer: "He rechazado varios proyectos porque la sociedad ya intuye que mi personaje va a morir. He tenido que cortar esta racha y comenzar a sobrevivir en las películas para dejar de ser tan predecible".

El paso de Sean Bean por Juego de Tronos

Durante esta entrevista, el británico ha explicado que los creadores de Juego de Tronos le advirtieron antes de firmar por la serie que su personaje moriría al final de la primera temporada. Sin embargo, eso no fue ningún contratiempo para él, ya que consideraba que no quería quedarse atrapado en una serie durante siete temporadas.

Tras el éxito de la serie, Bean se arrepintió de haber fallecido de forma repentina. No solo por el éxito de la serie basada en la saga Canción de hielo y fuego, sino porque la comunidad de Internet volvió a hacer bromas sobre un actor que parece destinado a morir en cada papel. Por todo ello, el actor ha comenzado a prescindir de papeles en los que muere con el objetivo de sobrevivir.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?