Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

En el centro de nuestra vida política

Torra sigue sin marcar distancia con los protagonistas de la Operación Judas. Da la impresión de que lo más grave no es que tuvieran material para fabricar explosivos, sino que se cuente que tenían ese material

Mañana es 1 de octubre y el independentismo radical vuelve a colocarse en el centro de nuestra vida política. Y probablemente en el centro de toda la campaña electoral. Ya sabíamos que no iba a ser fácil cerrar la fractura, especialmente, si, como ahora está pasando, son sus dirigentes, con Torra a la cabeza los encargados de tensar la situación y arrastrar con ellos a todos.

Torra, presidente de la Generalitat, sigue sin marcar distancia con los protagonistas de la Operación Judas. Una operación en manos del juez que mantiene en prisión a 7 personas. No se ha producido esa condena, no han levantado ese cordón sanitario, cuando vamos conociendo detalles del sumario. Detalles como el miedo de los uno de los detenidos a que sus hijos le vieran con el material para fabricar explosivos. Lo hemos adelantado esta noche en Hora 25. O la nota manuscrita de otro de ellos con la palabra Goma 2. O lo más grave, que un denominado CNI catalán les hubiera encomendado el asalto al Parlament.

¿A quién beneficia y a quien perjudica asimilar la situación de estos individuos a todo el independentismo? Esta mañana pasaba por Hoy por hoy el vicepresidente Pere Aragonés, de Esquerra Republicana y da la impresión de que lo que le parece más grave no es que alguien tenga material para fabricar explosivos, sino que se cuente que tenían material para fabricar explosivos.

Es un disparate relacionar independentismo con terrorismo efectivamente, pero es una irresponsabilidad ignorar la gravedad de que se intervenga material para fabricar explosivos y asaltar el Parlament.

Y por si la situación no fuera suficientemente delicada, Ciudadanos se dispone a usar también el Parlament catalán en la campaña del 10 de noviembre. Parecen haber caído ahora en la cuenta de que ganaron las elecciones del 20 de diciembre de 2017. Ni siquiera hizo amago entonces de intentar gobernar, al menos para que se visualizara que existían otros catalanes. Y ahora, cuatro meses después de unas elecciones municipales en las que no ganaron ni una alcaldía importante en Cataluña y a un mes de unas nuevas generales con todas las encuestas marcando su caída. Ahora, presentan una moción de censura para la que no salen los números en ningún caso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?