Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

El cepillo de dientes al punto limpio, nunca al contenedor amarillo

El 1% de los residuos plásticos que contaminan nuestros océanos son cepillos mal desechados

Aparentemente puede parecer lógico -en el momento de cambiar desechar el cepillo de dientes viejo- tirarlo al contenedor amarillo; pero esto es un error. Los cepillos están hechos con nylon y plásticos que no se pueden reciclar, lo que hace que muchas veces acaben en el mar. De hecho, el 1% de los residuos plásticos que contaminan nuestros océanos son cepillos mal desechados.

En La Ventana hemos hablado con Óscar Romero, encargado del área de medio ambiente de Vitaldent para conocer cuál es la forma correcta de reciclar los cepillos de dientes.

Y lo cierto es que la forma correcta de tirarlos es hacerlo en un punto limpio; aunque "en caso de no tener un punto limpio cercano, tienen que tirarlo en el contenedor gris, en el de restos, pero no en el amarillo".

Al punto limpio

La razón por la que no se pueden tirar al contenedor amarillo es que las plantas de reciclado no pueden reciclar todos los componentes que los forman "porque son unos componentes plásticos que dificultan el trabajo de las plantas de reciclaje y que -si no se hace correctamente- terminan en el mar".

Para que la gente sepa que no se pueden desechar en los contenedores amarillos y -también- para facilitar a la gente y que no tenga que acercarse a un punto limpio, Vitaldent ha colocado unos contenedores en sus 300 clínicas en España en los que poder tirarlos durante seis meses, aunque tienen intención de continuar haciéndolo después de este tiempo. Calculan que en este periodo podrán recoger hasta 50.000 cepillos.

Mejor los cepillos de bambú

En La Ventana ha estado también la responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, que ha explicado que hay más opciones además de la de acercarse al punto limpio; como lo pueden ser los cepillos biodegradables: "Es mucho más fácil tener cepillos de bambú que tienen otro tipo de reciclado y es mucho más ecológico".

Nuño ha hablado también acerca del reciclado en España y lo ha comparado con lo que puede ocurrir en otras ciudades del mundo como Bruselas, donde "tienen cinco contenedores diferentes en las casas". Allí -explica Nuño- tienen dos contenedores de plástico diferentes: "La mayoría de los residuos no se pueden reciclar y echamos muchas veces cosas en el contenedor amarillo que no se pueden reciclar".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?