Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

Ni derrotismo ni catastrofismo

Hay un artículo hoy en el diario ‘El País’, que se titula ‘El catastrofismo es catastrófico’, donde su autor -Xavier Vidal-Folch- recuerda que la exageración de los malos datos o las malas noticias, en economía, suele provocar efectos perversos. Es verdad que precisamente hoy, con las turbulencias y el canguelo generados por la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos, no parece el mejor momento para defender esta teoría. Pero yo estoy absolutamente de acuerdo. Este ejercicio de la profecía auto cumplida, lo de anunciar desgracias antes de tiempo, como acaba contribuyendo a que esas desgracias se produzcan, pues es un deporte de riesgo: el catastrofismo.

Pero hoy les propongo además otra palabra en la lista de prácticas o de comportamientos indeseables: derrotismo. ¿Y aplicado a qué? Pues a eso que llamamos España vacía, o vaciada, y que esta temporada nos hemos empeñado en llenar de historias de vida. Hoy hablaremos con alguien que nos propone precisamente eso: abandonar el derrotismo cuando abordemos el tema, apostar a fondo por un cambio de modelo.

Él sabe de qué habla, es palentino -como Isaías-, da clases en un instituto de León, es doctor en Geografía y está preparando un libro sobre el tema.

Así que, dado que mañana esa España vacía -o vaciada- ha convocado un paro de cinco minutos para recordarnos que hay alguien ahí, que hay personas y que hay proyectos; pues bienvenido el consejo: ni derrotismo ni catastrofismo. Al menos podemos intentarlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?