Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Una campaña exprés con una ley electoral anacrónica

Analizamos los puntos más obsoletos de la ley electoral, a las puertas de una campaña electoral excepcional

Estos días a muchos oyentes les surgen dudas sobre lo que ven en relación a las elecciones, la campaña que arranca esta noche o el envío de propaganda electoral. Hoy en nuestra sección de Periodismo a la Carta hemos escuchado sus preguntas y hemos intentado resolverlas con la ayuda de quienes más saben.

Azucena, de Bilbao, nos plantea una cuestión: ¿cómo es posible que, a pesar de haberse dado de baja del censo del que los partidos cogen los datos para enviar propaganda, le haya llegado un sobre pidiendo su voto? "Nada impide que un partido, igual que hacen muchas empresas, llame a la puerta de tu casa y meta sobres en tu buzón. Ese tipo de publicidad no va en contra de ninguna norma", responde Paloma Biglino, catedrática de Derecho Constitucional y ex miembro de la Junta Electoral Central.

Eustaquio Macías, un oyente de Madrid, se pregunta por qué le han pedido el voto antes de empezar la campaña electoral, ya que la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, de 1985, indica que hasta que no comience formalmente la campaña, es decir, hasta esta medianoche, los partidos no pueden pedir el voto.

Y Víctor Manuel, de Sevilla, pone sobre la mesa una duda sobre el dinero presupuestado para el envío de propaganda. ¿Los partidos siguen recibiendo el mismo dinero aunque mucha gente haya pedido no recibir esa propaganda? Lo que ocurre es que los partidos siguen recibiendo ese mismo dinero porque esa cantidad no se da en función del gasto que realicen sino en función de las cuantías que vienen previstas en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General y que tienen que ver con el número de votos recibidos en las anteriores elecciones.

¿Es hora de cambiar la ley electoral?

La ley electoral es de 1985, cuando vivíamos en una España muy diferente. Una España que prácticamente estaba estrenando democracia, con una sociedad muy poco acostumbrada a votar, sin internet, sin redes sociales. La veintena de reformas técnicas que ha sufrido la ley en todo este tiempo no han callado un debate que todavía hoy arrastramos: ¿Tenemos una ley electoral acorde al mundo en el que vivimos hoy día?

"El desarrollo tecnológico pone en evidencia el anacronismo de la ley electoral", dice Miguel Presno Linera, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo y colaborador de Agenda Pública. "Algunas prohibiciones si no son anacrónicas carecen absolutamente de sentido, como que no se puedan publicar encuestas electorales en los últimos días o que haya una jornada de reflexión". 

Históricamente el inicio de una campaña electoral era el pistoletazo de salida de una última carrera. Hoy, la pegada de carteles es simbólica y tenemos la sensación de estar de forma permanente en campaña. "Se mantiene la tradición de pegar carteles, pero hoy los líderes prefieren ir a los platós de televisión", afirma José María Barreda, ex diputado del PSOE y ex presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, que ha vivido desde dentro de la política la evolución que han sufrido las campañas y las jornadas electorales desde 1983. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?