Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

Lo que el cine nos enseña de los debates electorales

Series y películas nos dan las claves de lo mejor de la cita electoral que veremos esta noche con los políticos españoles

Los debates electorales tienen algo de cinematográfico. Las luces, los detalles, los giros de guion, frases engoladas, discusiones perfectas para el plano-contraplano. Quizá los nuestros no, pero en Estados Unidos hay una ristra de buenas películas que nos dejan momentos trepidantes, como esta escena de Frost contra Nixon.

Vale que no era un debate, sino una entrevista, pero el momento final de un presidente reconociendo que cometía ilegalidades y no pasaba nada es magistral y merecer estar en esta lista porque nos enseña a acorralar a un político delante de miles de espectadores. Sigamos con las enseñanzas. Del que más hemos aprendido, sin duda alguna, es del mejor, el presidente de El Ala Oeste de la Casa Blanca, la serie creada por Aaron Sorkin y una de las más idealistas. En este caso nos mostraba la importancia de elegir la corbata correcta. Para que esta noche se fijen en las que llevan nuestros candidatos.

Borgen ha sido la serie preferida por la mayoría de nuestros políticos. Quizá porque no les dejaba demasiado mal. Eso sí, era una mujer la lideresa, aquí son cinco maromos, los cuatro del último debate electoral, más Abascal que va a debutar con ellos. Ella, Brigitte Nyborg, saltándose las indicaciones de su asesor de comunicación, hizo un improvisado discurso que caló en el electorado, le dio la victoria en el debate, frente a los grandes partidos, y ganó las elecciones. Así que cuidado con lo que ocurra hoy.

Nuestros políticos, decíamos, hablan de House of Cards y Borgen, pero en realidad, ellos se parecen más a Veep.

El género cinematográfico que más nos ha enseñado ha sido el de comedias de instituto. Alexander Payne hizo una sátira brutal de los adolescentes, los institutos americanos y de la política y los trapos sucios. Election nos dio a conocer a Reese Witherspoon y de ella aprendimos cómo debe presentarse adecuadamente un candidato a las elecciones. Vale que era un debate de instituto, pero quién no querría escuchar y ver algo así esta noche. Mientras llega el momento de sacar las palomitas, pensemos cuántos candidatos son hijos únicos...

Más niños jugando a las elecciones: The politician. La serie de Netflix que hace comedia con todo, sobre todo con lo de ganar las elecciones en el instituto y con el uso partidista de la diversidad para lograr ganar al adversario.

Otro aspecto interesante son esas conversaciones minutos antes y después del debate, que dejan en evidencia qué candidato es espontáneo, natural, y quién es un arisco o está más perdido que un pulpo en un garaje. Recuerden el último debate: Casado e Iglesias hablando de hijos. Sánchez con los suyos, Rivera dando vueltas. Pues aquí tenemos una lección para salir airoso de esas situaciones. Lo que ocurría en la comedia loca En campaña todo vale.

 

Por desgracia, aquí los guiones no los escribe Aaron Sorkin, y nuestros políticos son más carne de meme que de serie. Fin de la cita.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?