Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El riesgo de las horas muertas

Avisan mucho a los candidatos del riesgo de patinar en un debate, pero la campaña sigue tras el debate

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su intervención en un acto electoral de su partido en Córdoba, para las próximas elecciones generales del 10 de noviembre. / ()

No hay nada, nada, que tenga más peligro que las horas muertas. Ocurre en la vida, imaginen en la política. Parecía que la campaña empezaría y acabaría con el debate pero qué va. Si fuera eso nos hubiéramos perdido el perro Lucas que olía a leche y los esfuerzos por no decirnos con quién pactarán. En eso estaban cuando llegó el debate.

Es verdad que los asesores insisten a los candidatos en que ojo con resbalar en los debates, que importa salir sin rasguños, pero quizá no les advierten tanto de que, esa premisa, conviene mantenerla hasta el final, que luego llegan las horas muertas. Y, por muertas que sean, hay que llenarlas de algo. La campaña es una carretera con hielo y, a veces, a veces se patina.

Sánchez fue a meterse en un jardín él solo, con una pregunta y un silencio largo. Un silencio que se oía. Puigdemont corrió a tuitear que eso -la pregunta, el silencio y el presidente- evocaba aquella ‘y la europea’ de Mariano Rajoy y Sánchez fue también a tuiter para tratar de salir del embrollo en el que le había metido su propia pregunta. ¿De quién depende la campaña? La campaña depende siempre de lo que uno diga. La oposición vio ayer la luz.

Protestaron los demás, los fiscales los primeros, y se dieron casos como este de Rivera, que vindica la separación de poderes como si hubiese sido otro, no él, quien prometió que si fuera presidente mandaría a la cárcel a quien se saltara la Constitución. Cómo indignaron aquellas palabras de Rivera, en especial al PSOE, donde Pedro Sanchez ya había explicado antes que la fiscalía no dependía de nadie. Estuvo bien el debate de candidatos, pero quizá el debate bueno hubiese sido el de los candidatos con su propia hemeroteca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?