Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Así funciona nuestro cerebro cuando vamos a votar en una repetición electoral

Nuestro cerebro suele funcionar de una manera bastante racional, pero en el caso de esta repetición electoral las emociones tendrán un peso muy importante

Hablamos con Diego Redolar, neurocientífico, profesor de estudios de Ciencias la Salud en la 'Universitat Oberta de Catalunya'

Dicen que el comportamiento electoral es el resultado de una combinación de múltiples variables: como la edad, la ideología, valores socioeconómicos, culturales... Pero ¿quién toma la última decisión a la hora de depositar el voto? Pues resulta que es el cerebro. ¿Cómo lo hace?, ¿influyen las emociones en este proceso?

Esta tarde se lo hemos preguntado a Diego Redolar, neurocientífico, profesor de estudios de Ciencias la Salud en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)’, experto en neuropolítica, que estudia precisamente esto, tratar de entender cómo el cerebro nos ayuda a tomar las decisiones, desde algo simple, como decidir si compramos un producto u otro en el supermercado, a algo complejo, como decidir a quién votar.

La repetición electoral lleva al voto emocional

Aunque, según explica este profesor de la UOC, “nuestro cerebro normalmente funciona de una manera bastante racional”, en este caso la repetición electoral es una excepcionalidad y este domingo es bastante probable “tal y como están yendo las cosas el factor emocional va a tener un peso notable”. En este caso los electores no se están enfrentando a unos comicios cualquiera; sino que “piensan «Los políticos no se han puesto de acuerdo» o toda la situación en Catalunya… Todo esto va a sopesar para que las emociones tengan un papel importante al final en lo que es la toma de decisión, en el voto”.

Y es que el cerebro trata de responder a comportamientos racionales, “intenta buscar las reglas a la hora de tomar una decisión. Siempre de alguna forma busca alternativas y busca la parte de racionamiento”, explica Redolar.

Más indecisos y más respuesta emocional

Esto cambia en situaciones de indecisión, o también “cuando falta información o se está en un contexto un tanto especial”, es en estos casos cuando la parte emocional “de alguna manera puede configurar que la toma de decisión se vea influida por aspectos que son más automáticos, que son más innatos y que de alguna manera explican que al final las emociones tengan un papel en lo que es la decisión final”.

En este caso el voto emocional no responde exclusivamente al contexto al que se enfrentan todos los electores; sino que aumenta el número de votantes que no tienen claro su voto; los indecisos: “Al final su voto se puede ver decantado por esos aspectos emocionales que en otro momento -a lo mejor- no tendrían tanto peso o no influirían tanto”.

¿En qué se parece la repetición electoral y el Black Friday?

Este experto en neuropolítica encuentra algunas similitudes -salvando las distancias- con el fenómeno que se produce en momentos como el ‘Black Friday’ cuando las empresas, cuenta, se aprovechan de cómo toma las decisiones nuestro cerebro para incitar a la compra, cuando consiguen que gastemos nuestro dinero en algo que -en otro momento- no haríamos. Algo similar es lo que se produce en unas elecciones en situaciones de indecisión: “Estos factores que son más automáticos pueden ayudarnos a tomar esta decisión final”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?