Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

¿Se puede ser político y persona?

Cadena SER

Albert Rivera, tras la catástrofe electoral de su partido, ha anunciado hoy que deja la presidencia de 'Ciudadanos', no recogerá su acta de diputado y abandonará la política. Y con este paso, nos ha comunicado, intentará devolver el tiempo robado a su hija, a sus padres, a su pareja y a sus amigos. Así que nos ha presentado la actividad política como una especie de sacerdocio que obliga a renuncias personales y vitales que no están escritas en ningún contrato social.

No es el primero. Estamos acostumbrados a que los líderes y lideresas presuman de jornadas maratonianas, de semanas sin festivos, de renuncias vacacionales, de celebraciones familiares perdidas, de pañales no cambiados o de películas no vistas, discos no escuchados y libros no leídos, como si todos esos sacrificios fueran inherentes al servicio público. Y lo único que demuestran es que no han entendido nada de nada. Aunque, eso sí, nos permite a los ciudadanos entender muchas cosas, por ejemplo, que acepten debates que acaban cuando la España que madruga tiene que dormir. Porque cuando uno se aísla de todo sólo le quedan los sondeos, los gurús y los fieles aplaudidores, una especie de cámara insonorizada que te impide escuchar el estruendo de la calle, la que habitan tus hijos, tus padres, tu pareja, tus amigos y, sobre todo, los ciudadanos que un día te votaron y que dejarán de hacerlo el día en que te perciban como un extraterrestre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?