Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

Albert Serra: "El sexo en el cine convencional me parece aburrido. No hay fricción verdadera"

El director catalán estrena este viernes Liberté, el film premiado en el pasado Festival de Cannes

Albert Serra ha sido totalmente libre para rodar Liberté. “Sólo tuve la propia autocensura que me impuse por varios motivos. En primer lugar, por la presión, aunque yo tengo menos que la mayoría de la gente. Y luego está la autocensura de lo políticamente correcto”, nos dice en Sevilla, donde ha presentado la película en la Sección Oficial del Festival de cine europeo.

Liberté transcurre durante una noche. Un grupo de libertinos huyen de la corte francesa de Luis XVI porque quieren trasladar a Alemania sus ideas de rechazo a la moralidad convencional. Y durante esa noche se entablan toda clase de intercambios sexuales entre varios personajes. El resultado final sorprendió al propio Albert Serra. “Cuando comienzo un rodaje estoy en el caos total y luego, en el montaje, es cuando pensamos en la lógica interna de la película y en lo que es mejor para ella. A veces lo mejor es lo más provocativo, lo más exagerado y otras veces lo mejor es lo más convencional. Nunca se sabe”, reconoce el director catalán.

En la película, que transcurre casi íntegramente en la oscuridad de la noche, se pueden ver todo tipo de prácticas sexuales, desde “besos negros” a “lluvias doradas”. “No me corté en nada, afirma Albert Serra. Para el autor de títulos como La muerte de Luis XIV el sexo es el último reducto de la libertad humana. “Yo nunca pensé que la desnudez fuera tan reveladora”, dice. “La desnudez implica una penetración directa en la intimidad de uno mismo por la ausencia de control que tienes sobre tu propia imagen. “De hecho, muchos actores profesionales, la gran mayoría, no aceptan hacer escenas de desnudos porque se exponen y se vuelven muy vulnerables. Piensan que con la técnica actoral pueden controlar la imagen que se proyecta y adecuarla al personaje y colaborar así para el bien de la película”.

Para Albert Serra el sexo en el cine convencional es aburrido porque no hay fricción verdadera. “Siempre hay un poquito porque se activa el deseo, la repulsión o lo que sea. Hay una tendencia a preparar las escenas, a discutirlas, a ensayarlas y a establecer unos límites que no se pueden traspasar. Más aún hoy en día con lo políticamente correcto”, explica. Y preparar las escenas de sexo es, según él, “una contradicción en sí misma porque el cine se inventó para ser osado. Para hacer una representación ya están las campañas de publicidad de la moda”.

Idéale Audience-Rosa Filmes-Andergraun Films©RománYñán

Liberté está ambientada en plena naturaleza para dar la sensación de animalidad. “Es algo bonito. Me interesaba este salvajismo. Y luego, visualmente este bosque tenía algo sucio, algo más “trash”. Con los árboles y con las hojas recuerda a Fragonard, a la pintura francesa del XVIII, pero “trash”. Solo falta ver tiradas botellas de plástico, de vidrio o unos condones por el suelo”, cuenta de forma apasionada el realizador nacido en Bañolas en 1975. “Además, la lógica de la noche no es la misma que la del día. Es la lógica de la desmemoria, de la percepción distorsionada, del espacio, del tiempo y de la intensidad del deseo. Todo ello se acaba con la luz del día”.

Liberté ganó el premio especial del jurado en la sección Un Certain Regard del pasado Festival de Cannes. “Una persona me dijo: ¿Cómo has conseguido que esta película se vea en Cannes? A mí también me sorprendió”, contesta el propio Albert Serra que añade “siempre me pregunto si la gente va a comprender la película, apreciarla o no. Cuando buscas atmósferas; bellezas muy sutiles o con una particularidad especial, siempre tienes un poquito de miedo”, apunta.

Idéale Audience-Rosa Filmes-Andergraun Films©RománYñán

Albert Serra está convencido que, para los espectadores, la experiencia de ver Liberté será única. “Es un film que no se parece a nada de lo que vaya a ver en el futuro. No hay ninguna otra película más intensa que ésta. Luego le podrá parecer agradable o desagradable, bella o fea, pero que es intensa, lo garantizo a los espectadores. Y si no, le devuelvo el dinero”, concluye entre bromas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?