Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 29 de Febrero de 2020

Otras localidades

Intemperie: El western andaluz de Benito Zambrano

El director de Solas regresa al cine después de 8 años lejos de la gran pantalla

En 1999 Benito Zambrano sacudió el cine español con Solas, el film que ganó 5 premios Goya y que protagonizaron María Galiano y Ana Fernández. Desde entonces el director nacido en la localidad sevillana de Lebrija ha rodado una miniserie para televisión, Padre Coraje; dos largometrajes, Habana Blues y La Voz dormida; un par de cortos y un documental. Una filmografía corta pero muy intensa y, sobre todo, muy coherente. “Yo creo que el sentido que tiene el arte, en mi caso el cine, es intentar hacernos mejores personas. Yo siempre digo que hago cine para intentar ser mejor persona que lo que soy”, dijo hace unos días en La ventana.

En Intemperie, la novela de Jesús Carrasco publicada en 2013, Benito Zambrano encontró la historia y los personajes que le impulsaban nuevamente a trabajar para la pantalla cinematográfica. La de un niño, interpretado por Jaime López, que en su huida se encuentra con un pastor al que da vida Luis Tosar. “Es un viaje de la oscuridad a la luz. Un viaje de lo peor del ser humano a lo mejor y lo más hermoso del ser humano. Y hay una relación paternofilial que se va formando, y que es lo que va dando el alma, el corazón y el sentimiento a la película”, explica Zambrano.

Benito Zambrano ha cambiado varias cosas con respecto a la novela de Jesús Carrasco. En las páginas del libro, el cabrero, interpretado en el cine por Luis Tosar, es un hombre mayor y la diferencia de edad con el niño está más acentuada. Además, en la novela la historia transcurre en un lugar y una época indeterminada y Benito Zambrano la ha ambientado en Andalucía poco después de la Guerra Civil española y ha impregnado en ella todo el aroma y la atmósfera de un western. De hecho, según dice Luis Tosar, una de las películas que le sirvió de referencia para crear a su personaje fue Las aventuras de Jeremías Johnson que protagonizó Robert Redford. El suyo es también un personaje que prefiere vivir aislado, lejos de los hombres y condicionado por la naturaleza, pero que se encuentra sin quererlo con un niño que escapa de una vida horrible.

Una huida por unas tierras secas, sin apenas lugares dónde esconderse, sin una sombra donde refugiarse de un abrasador calor. “La película se la dedico a los que son mis héroes hoy en día, todos esos que trabajan por los demás; gente solidaria en ONG, colectivos y comunidades que empeñan su vida para hacer un mundo mejor”, concluye el director andaluz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?