Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

¿Quién está detrás del asesinato de activistas en Brasil?

En apenas 12 meses se han perdido 10.000 kilómetros cuadrados de vegetación en la Amazonía, un territorio similar a la comunidad de Navarra. Mientras, quienes luchan por salvar el pulmón del planeta sufren asesinatos que quedan impunes

Los defensores de la Amazonía llevan años denunciando estas prácticas que han llevado a que la deforestación del pulmón del planeta haya alcanzado niveles récord en los últimos años. En apenas 12 meses se han perdido 10.000 kilómetros cuadrados de vegetación, el equivalente a la superficie completa de la Comunidad de Navarra.

Mientras tanto, crecen los asesinatos de líderes indígenas y defensores de la selva. Líderes indígenas que tratan de defender pacíficamente ese territorio y que son acosados prácticamente a diario por aquellos que no defienden esos mismos intereses.

Sarah Shenker, portavoz de Survival, explica desde Londres que las invasiones de tierras indígenas se dan desde hace muchos años, así como los incendios, sin embargo, ha sido desde la llegada de Jair Bolsonaro al poder cuando la situación ha empeorado preocupantemente. “Quiere abrir las tierras indígenas para la explotación y está animando a invasores de tierras a invadir a los indígenas, y el número de ataques contra las comunidades indígenas ha aumentado bastante este año”.

Shenker reconoce que Bolsonaro aún no ha logrado mucho en su empeño por cambiar la constitución brasileña para que sea más fácil usar las tierras indígenas para la explotación, sin embargo “lo que está pasando es que su retórica racista está animando a los invasores” y existe una gran impunidad.

Organizaciones como Survival llaman a terminar con esa impunidad que “pone en riesgo la vida de los pueblos indígenas”. Hay más de 400 pueblos en la zona amazónica que no pueden sobrevivir sin sus tierras, por eso, insiste Shenker, “lo que estamos viendo ahora es un genocidio”.

Uno de los asesinatos más recientes dentro de esta campaña de acoso a las comunidades indígenas es el del líder Paulo Paulino, un hombre de veintiséis años y guardián de la selva que formaba parte de un grupo de indígenas que patrullaban su tierra para buscar a los invasores ilegales, los madereros que están destruyendo la tierra indígena. Así los guardianes los agarran y queman sus equipamientos, “un trabajo fundamental porque hay una ausencia casi completa del Gobierno” en la protección de la tierra indígena, asegura Shenker.

La portavoz de Survival recuerda que esos madereros que “están desesperados para estar allí cortando los árboles y ganando dinero” están fuertemente armados y ya habían matado a tres guardianes anteriormente. El pasado noviembre también acabaron con la vida de Paulino cuando cazaba junto a otro guardián. “Cinco hombres armados aparecieron y los atacaron, mataron a Paulo con un tiro en el cuello y el otro guardia que también fue herido consiguió escapar”, cuenta.

Ahora, Shenker espera que se investigue el asesinato, al contrario de lo ocurrido en ocasiones anteriores, en las que no se juzgó a los culpables. Existe una gran impunidad para atacar a los pueblos indígenas, especialmente a los guardianes, la principal molestia para los madereros que no cesan en sus amenazas contra ellos. Por eso responsabiliza al Gobierno de crear las condiciones para que se produzcan esos ataques.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?