Lunes, 30 de Noviembre de 2020

Otras localidades

DOCUMENTAL | REPORTAJE

¡Qué buen cine hemos hecho!

Antonio Resines y Ana Pérez-Lorente dirigen Historias de nuestro cine, un recorrido por los 123 años de películas españolas

Antonio Resines, en un momento del documental

Antonio Resines, en un momento del documental / FLIXOLÉ / UNIVERSAL

Antonio Resines y Ana Pérez-Lorente no tienen dudas: “El espectador que vea Historias de nuestro cine tiene que salir de la sala diciendo: ¡Qué buen cine hemos hecho! En el documental salen imágenes de unas 90 películas. Todas son muy buenas y algunas verdaderas obras maestras”, añaden prácticamente al alimón. “El nivel medio del cine español es medianamente alto”, remarca Resines. Aquí se han hecho películas magníficas, igual que en Italia, Francia y Alemania. El 10 por ciento del cine que se hace en España es por lo menos decente, cuando no bueno”, explica convencido el actor.

¿Piensa el público español lo mismo?, ¿Queremos los españoles a nuestro cine?, les preguntamos. “En un porcentaje altísimo sí, pero siempre hay alguien al que les puedes caer mejor o peor. En general te agradecen lo que haces, incluso si es un horror, pero hasta en eso, sí que nos tienen cariño. Sobre todo, a los actores que somos la parte más conocida”, reconoce Resines.

Y luego está la eterna e injusta etiqueta de que el cine español es de izquierdas. “Es un sector pequeñísimo de la población, con acceso a diversos medios de comunicación, quien dice esas bobadas”, afirma Antonio Resines. Y el actor se pregunta respondiéndose él mismo: “¿Es Torrente de izquierdas?, pues no ¿Ocho apellidos vascos es de izquierdas?, tampoco. ¿La niña de tus ojos? ¿Belle epoque? ¿Amanece que no es poco?...

Historias de nuestro cine ha sido producido por Flixolé, la mayor plataforma de cine español, y es un recorrido por todas las épocas del cine de nuestro país. A lo largo de dos horas Antonio Resines charla con cineastas como Fernando Trueba, José Luis García Sánchez, Fernando Colomo, Emilio Martínez Lázaro, David Trueba, Gracia Querejeta o Fernando Méndez Leite y con intérpretes como Verónica Forqué, Carmen Maura; Ana Belén, Maribel Verdú o José Coronado.

Antonio Resines, Fernando Colomo y Emilio Martínez Lázaro / Historias de nuestro cine

Se echa de menos, por ejemplo, la presencia de Pedro Almodóvar. “Le invitamos a participar, pero no contestó, como otros muchos”, cuenta Resines sin dar más importancia. “La gente que sale es probablemente más cercana, aunque yo tengo una buena relación con los Almodóvar, sobre todo con Agustín”.

2019 no está siendo un mal año para el cine español. Según datos del Ministerio de cultura tres películas: Padre no hay mas que uno, Lo dejo cuando quiera y Mientras dure la guerra han superado los 10 millones de euros de recaudación (Padre no hay más que uno llega a más de 14) Y este fin de semana, entre las diez películas más vistas, hay 3 títulos de nuestro país: Si yo fuera rico, Adiós e Intemperie. Mientras dure la guerra ha salido por muy poco de ese “Top Ten”. “Un 20% de cuota de pantalla para el cine español no está mal”, analiza Antonio Resines. “La industria americana no tiene nada que ver con la nuestra y no se puede igualar, pero porcentualmente es razonable”. Podría ser mejor, como en Francia, pero es que allí son un poco más listos que nosotros y cuidan más su cultura y su cine”, sentencia con ironía.

“Ese es el principal problema”, corrobora Ana Pérez-Lorente. “La cultura y el cine tienen que ser una cuestión de Estado, no tienen que depender del signo político del Gobierno que haya”, dice. Y Antonio Resines añade: “El cine para este país es muy importante por su proyección exterior y el ICEX (la entidad pública que promueve la internalización y promoción de las empresas españolas en el extranjero) no lo apoya en absoluto. No se dan cuenta de la trascendencia que tiene un festival de cine como el de San Sebastián o que en todo el mundo se habla de España cuando un director, un actor o una actriz ganan un Oscar o un premio internacional, pero ni este Gobierno, ni el anterior, ni el que vendrá”.

Y el actor es, en esto, bastante pesimista. El cine es cultura, espectáculo, pero también industria y la imagen exterior que proyecta un país moderno, pero, como él dice, “mientras manden en este país los funcionarios de nivel 47 del Ministerio de Hacienda y no reconozcan que el cine es una manifestación cultural y no algo que hacemos cuatro ‘mataos’ de hambre que nos dedicamos a esto porque no tenemos otra cosa que hacer, no hay nada que hacer. Es imposible que cambie. Son los que mandan en este país”, concluye. Y es que éstas, aunque no salen en el documental de Resines y Pérez-Lorente, son las otras, y parece que eternas, historias de nuestro cine”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?