Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Una historia de explotación laboral, un retiro espiritual y beber la mejor agua del mundo: el pelotazo de Camellos

Camellos presenta su segundo disco 'Calle para siempre' que cuenta con una de las mejores canciones del año: 'Arroz con cosas'

A Camellos les gusta ir al hueso. "Estrofa, estribillo, pim pam". Así se define coloquialmente el grupo formado por Frankie Ríos (guitarra y voces), Fernando Naval (guitarra y voces), Tommy Dewolfe (bajo) y Jorge Betrán (batería). Este viernes han presentado su segundo trabajo titulado Calle para siempre (Limbo Starr, 2019) con el que desmontan todas las listas de los mejores discos del año. Un elepé caracterizado por su punk pop de guitarras y melodías pegadizas pero donde también se encuentran temas más clasicos (como Tentaciones) que se diferencia de cualquier otra canción de la banda. Pese a todo el hype que circula al rededor de la banda —sobre todo tras los tres adelantos que habían publicado— siguen manteniendo los pies sobre la tierra: "Lo nuestro ha sido bastante gradual. Nunca hemos notado una subida geométrica que de repente de un concierto a otro se tripleque la cantidad de gente. Por méritos, suerte y una combinación de todo, pues ha ido aumentando la cosa".

Arroz con cosas es la piedra filosofal de este petardazo, pero no es el único tema que crea expectación sobre Camellos. Entre otras, también están Mazo, sobre lo buena que está el agua del grifo de Madrid ("la mejor del mundo") y Pesadilla en el Hotel que cuenta con bastante gracia como se creyeron los Who en Benidorm. "Está claro que no es el disco de darse a conocer —ese ya fue Embajadores—. Tenemos ya un recorrido a la espalda tanto a nivel de conciertos como a nivel de seguidores y queremos pensar que este disco va a caer de otra manera. Vemos que la gente tienen cierta espectación y no sé si el petardazo pero sí tenemos la esperanza de que sea un trabajo que nos abra nuevas puertas", explica Jorge que admite que el disco ha salido "en el momento idóneo". "No somos ningún hype", añade Fer; "Llevamos dos años trabajando intensamente. después de tantos años esta es nuestra recomensa", completa Tommy.

Portada de 'Calle para siempre' / Camellos

Para crear Calle para siempre, Camellos se fue de retiro espiritual. "Nos pusimos un poco bohemio y nos fuimos al pueblo de Fer". A diferencia de Embajadores (Limbo Starr, 2017) que para la banda se trató de un disco de "grandes éxitos" porque muchas de sus canciones ya estaban pululando por internet, se pusieron manos a la obra para crear un disco conceptual de un momento concreto. "El retiro espiritual suena como muy místico pero que bebíamos como unos cuatro litros de cerveza por barba al día", bromea Fer. De allí salieron frases como "Yo a tu edad, tenía tu edad", "Healthy, healthy, un poco expensive", "Pero a mi, el queso siempre de cabra" o "¿Por qué ya no hay gente, gente con gafas?". Letras irónicas pero que afilan el diente como crítica social.

La crítica social de Camellos

Una crítica al postureo de lo Healthy, a las películas malas que echan un domingo por la tarde Tarde de cine o un zarpazo a la Ley Mordaza en Vaya a la cárcel con ese estribillo que dice "ya no se puede hacer bromas, ahora todo es voy a la cárcel". "Para nosotros mismos las canciones, aunque lleguemos a cosas comunes, tienen significados diferentes, o sea que imaginate para los demás. Vaya a la carcel habla no solo de la ley mordaza sino de un montón de cosas más. No somos de esa gente que dice "joder, parece que no se puede decir na", no pensamos así" (Fer). "Está bien que no se vea normal decir algunas cosas. No todo vale. Los límites al final están donde quiere el que impone la ley. Hoy en día puedes decir una barbaridad como dijo Ortega Smith de Vox y no te va a pasar nada porque representa un partido político y se considera libertad de expresión. Sí, libertad de expresión, pero al de Def Con Dos le quieren meter en la cárcel a raíz de la Ley Mordaza". (Frankie).

No solo son risas con Camellos, también hay reivindicación social, como ocurre en Tentaciones y Para ya (la típica frase de jefe), que siguen la línea de una crítica al mundo laboral que ya construyeron anteriormente con Becaria y Ejecutivo estresado. "Puedes crear personajes y hacer un poco de ficción pero siempre te basas en las cosas que has vivido. Somos cuatro currelas y nuestra vida como la de cualquier otra persona gira mayormente en torno al trabajo", señala Fer, vocalista del grupo mientras Jorge explica que Tentaciones —que tiene una estructura más clásica a lo que acostumbra— habla de una relación de explotación laboral camuflada por una historia de amor. "Para ya es como la trampa en la que hemos caído muchos trabajadores que es que ciertas condiciones de tu trabajo mejoran (por ejemplo el sueldo) pero todo sigue siendo una mierda. Te das cuenta que estás hasta los cojones de tu trabajo", completa Jorge.

"Hemos hecho lo que nos ha dado la gana en el sentido musical", se sincera Frankie, porque en el nuevo disco Calle para siempre encontramos de todo, de una Mudanza a la cocina creativa de Sabor a cobre. De canciones clásicas a medios tiempos a los inconfundibles temas de la raíz punky inicial de la banda. Los Camellos estarán presentando este trabajo el 13 de diciembre en Madrid, el 20 del mismo mes en Barcelona y al día siguiente en Zaragoza. Pero os aseguro que en 2020 este disco va a sonar en todos los sitios. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?