Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"Las adicciones están tan estigmatizadas como el VIH en su tiempo"

Adquirir productos por el mero placer de comprarlos puede derivar en adicción a las compras. Se estima que alrededor de un 5% de la población padece este trastorno

Imagen de un hombre haciendo compras en Madrid /

  • Escucha el testimonio completo

¿Has comprado alguna vez un producto que nunca has llegado a utilizar? ¿Alguna prenda de vestir que todavía permanece en tu armario con la etiqueta? ¿Te cuesta hacer planes en los que no incluyas las compras?

Miles de anuncios nos bombardean cada día, es difícil esquivarlos. Cientos de productos tentadores aparecen en nuestras pantallas incitándonos a que los compremos, están a un click. Grandes marcas despliegan estos días su artillería a través de la psicología del marketing para ganarnos la batalla de las compras, y lo consiguen. Jaque mate.

Se estima que entre un 5 y un 7% de la población padece oniomanía, es decir, adicción a las compras. Pero, ¿qué se esconde detrás de un comprador compulsivo? “No todo el mundo acaba siendo adicto pero sí puedes desarrollar una dependencia. La diferencia es que en ambos casos las compras sirven para canalizar emociones, para evadirnos de situaciones que no sabemos gestionar día a día, para generar autoestima o cambiar nuestro estado de ánimo pero, en el caso de un adicto, si esto no se para, si no hay un tratamiento adecuado, la persona puede llegar a perderlo todo”, advierte Gema Jerónimo, psicóloga sanitaria y Coordinadora de Tratamiento de Centro Acción. Desde dicho centro coinciden en destacar el daño económico que este trastorno ocasiona al comprador y, en muchos casos, a sus familias: “Suelen llenarse de deudas y también llegar a perderlo casi todo, incluso su trabajo.” Gastar genera un sentimiento de placer engañoso porque tras ese placer inmediato suele aparecer el sentimiento de culpa o el remordimiento, esto genera un malestar que impulsa a la persona a comprar nuevamente para aliviarlo.

Inmersos en el Black Friday y con las compras navideñas a la vuelta de la esquina los psicólogos recomiendan un consumo responsable y advierten de que la adquisición impulsiva y continuada de productos puede acabar generando patrones adictivos, lo que debe primar es ver si realmente esos artículos son una necesidad. Frases como “me lo merezco” o “estoy depre, me voy a dar el capricho para ver si me animo” son mensajes que hacen que acabemos adquiriendo artículos muchas veces innecesarios. La adicción a las compras es una adicción como otra cualquiera que necesita de un tratamiento continuado: "Hay mucha desinformación sobre la enfermedad de la adicción y el estigma que arrastra consigo la vuelve más peligrosa y más invisible, al igual que pasó con el VIH en su momento, y esto complica su tratamiento y recuperación”, advierte Silvia Hernando, psicóloga sanitaria y directora del citado centro.

En A Vivir hemos charlado sobre este trastorno y sus consecuencias con Gema Jerónimo y con una persona bajo tratamiento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?