Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Hombres cuidadores: hacerse cargo de todo sin haberlo hecho nunca

Esta noche, en Periodismo a la Carta, hemos comprobado lo difícil que es pasar de cero a cien. Un diagnóstico médico puede poner patas arriba el día a día de una casa, pero se complica más cuando la persona enferma es la que siempre ha llevado a las espaldas la gestión de la casa

Hombres cuidadores: hacerse cargo de todo sin haberlo hecho nunca /

Miguel cumple mañana 80 años. Ha pasado de no hacer mucho en casa a hacerlo todo porque su mujer, Mari, está enferma de Alzheimer. Maite contacta con Hora 25 porque lamenta que no haya un servicio que oriente a hombres que, de repente, tienen que gestionar una familia sin haberlo hecho nunca: "Le encuentro perdido en las compras, no sabe cómo organizar las comidas, el menú".

El padre de Maite no reconoce que está sobrepasado y ni siquiera se imagina que su hija ha llamado a la radio para contar su caso, pero los profesionales coinciden en que su situación es mucho más frecuente de lo que parece. Montserrat Soronellas es antropóloga y forma parte de un grupo de investigación de la Universidad Rovira i Virgili que lleva cuatro años estudiando el fenómeno de los hombres cuidadores. Sostiene que se trata de "hombres socializados en el modelo del 'hombre proveedor', que cuida aportando los recursos externos en la casa". Cuando llega una situación inesperada, se ven obligados a pasar de cero a cien.

De no poner una lavadora a tender de madrugada

Pablo Barredo dejó todo con 33 años para cuidar a su madre con Alzheimer. La experiencia personal le llevó a fundar 'Diario de un cuidador', una fundación sin ánimo de lucro centrada en los cuidadores y ex cuidadores de dependientes. Reconoce que llegan muy pocos hombres mayores a los grupos de apoyo. Estos cuidadores se sienten "menos masculinos al invertir los roles", subraya Barredo. El fundador de 'Diario de un Cuidador' reconoce que han llegado a atender casos de hombres mayores que confiesan que lavan de noche y tienden de madrugada para que los vecinos no vean que ellos limpian. Otro fenómeno habitual es la negación. Barredo recuerda el caso de un hombre que, cinco años después del diagnóstico, negaba la enfermedad de su mujer. Intentaba que cogiera los cubiertos, cuando ella ya no podía.

En cambio, los cuidados infantiles no están estigmatizados. Soronellas sostiene que los hombres que atienden a sus hijos "cuidan con glamour", mientras el cuidado masculino de la gente de la tercera edad no está bajo el foco de atención. Hasta ahora, era frecuente que se encargaran de las madres dependientes las hijas, pero ese modelo ha pasado a un segundo plano, subraya la antropóloga.

Gustavo García es miembro de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. Es el encargado de responder a la consulta que plantea la oyente de Hora 25 en 'Periodismo a la carta': "Existe un servicio que se llama educación familiar, pero tradicionalmente se ha dirigido a familias en situación de marginalidad. Familias, en definitiva, que no sabían administrar escaso presupuesto o la educación de los hijos. No hemos sido capaces de adaptarlo a estas nuevas situaciones". El servicio domiciliario depende de los ayuntamientos y son ellos los que pueden ofrecer una atención más específica. García reconoce que esa batalla llevan librándola desde hace diez años, porque reclaman que el servicio de ayuda a domicilio eduque también a los cuidadores y los oriente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?