Sábado, 16 de Enero de 2021

Otras localidades

Lotería Niño

Lotería para los huérfanos de las mujeres asesinadas por violencia machista

La Lotería de la Madrina destina sus beneficios a invertir en la educación y desarrollo de los menores que han pasado por este trauma

Este 2019, a casi 10 días de acabar el año, 46 han sido los menores que han perdido a sus madres por culpa de la violencia machista. Como en años anteriores, el Fondo de Becas Soledad Cazorla para huérfanos de las mujeres asesinadas, que lleva ese nombre en honor a la que fue primera Fiscal de Sala contra la violencia sobre la mujer, pone en marcha la Lotería de la Madrina.

Se trata de una iniciativa de captación de fondos a través de la venta de lotería para el Sorteo del Niño, que se celebrará el próximo 6 de enero. La recaudación se invertirá en beneficio de la educación y el desarrollo personal de estos menores.

Hay 10 números disponibles para amadrinar, cada uno amadrinado por un famoso diferente. Uno de ellos es Carles Francino, con el número 45124.

Hemos hablado con Joaquín Tagar, promotor del Fondo de Becas Soledad Cazorla, sobre la iniciativa. Nos ha contado que todo el proceso se realiza a través de internet y que, al cubrir todas las terminaciones, siempre se obtiene un premio seguro. La mitad de este premio se dedicaría a los niños huérfanos.

En los últimos años se han pagar conseguido alrededor de dos becas con esta iniciativa. Y esto es, según Tagar, lo más agradable de esta iniciativa: “haber conseguido cosas”. Nos ha puesto el ejemplo de una de las chicas beneficiarias de estas becas, que se ha cambiado los apellidos y tiene derecho a la orfandad plena. Ahora, gracias al fondo, se encuentra estudiando un máster.

Uno de los casos es el de Guacimara Rodríguez, que fue asesinada por su exmarido en 2013, delante de sus hijos y en los brazos de su madre, que salió a defenderla. Su hermana, Luz Marina Rodríguez, ha estado con nosotros para contarnos cómo estas becas le han servido para sacar adelante a sus sobrinos.

Nos ha dicho que se tuvo que hacer cargo de los niños de la mañana a la noche. “El problema de un asesinato es el después”, cuenta, ya que nos ha relatado cómo la familia se tuvo que hacer cargo de todos los gastos y responsabilidades de la persona asesinada.

Además, se añade otro problema, y es que hasta que no se otorga la custodia, estos menores no están tutelados por nadie. En algunos casos es incluso el padre el que sigue teniendo la patria potestad.

“El apoyo psicológico es limitado”, confiesa, y es que los niños que pasan por estos traumas tienen un daño psicológico tremendo: pesadillas, no duermen, etc.

Luz Marina califica a sus sobrinos como “supervivientes”, aunque reconoce que a su madre le cuesta más afrontar la situación.

El asesino de Guacimara Rodríguez está en prisión, condenado a 26 años.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?