Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

La canciller boliviana culpa a una diplomática española y a los GEO de la crisis de la embajada

La ministra de Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, carga en la SER contra Cristina Borreguero, por su "agresividad", y contra los GEO, que se negaron a identificarse, lo que en su opinión propició la crisis diplomática de la embajada de México en La Paz

Las razones que esgrime su gobierno para expulsar a los diplomáticos españoles son que han lesionado gravemente la soberanía del pueblo y del gobierno boliviano. ¿Exactamente como han lesionado esa soberanía?

El viernes pasado se dieron una serie de hechos atípicos porque es de conocimiento de la opinión publica que la ministra-consejera de la embajada de España, acompañada de un funcionario, ingresaron a un condominio privado a las 10 de la mañana, seguidos de un grupo de policías o guardias de seguridad de la embajada de España, enmascarados y armados. Ese no es un accionar normal a las 10 de la mañana de una visita protocolaria, pero mire, todos sabían que en esa residencia de la embajada de México se encuentran asilados 11 personas, muchas de ellas con mandamientos de apremio de delitos graves, como terrorismo y sedición. Entonces obviamente despertaron sospechas y al ser interpelados por la policía del barrio, al ser un condominio cerrado donde hay una tranca de policías, y cuando el policía de la tranca les pregunta a las personas que iban enmascaradas, les pide identificación, ellos se niegan a dársela, se escapan y provocan una serie de contratiempos con las personas que estaban en las inmediaciones. Hay muchos datos que permiten asegurar que lo ocurrido el día viernes, está reñido con las normas internas de Bolivia y las internacionales.

Afortunadamente, al día siguiente, hable con la ministra de Exteriores de España y ella me dijo que estaba muy extrañada de esto, y estaba pidiendo informes y que enviaba una persona para que haga una investigación profunda sobre estos hechos, que involucraban a funcionarios de la embajada de España. Yo le agradecí mucho a la ministra de Exteriores y le dije que para mi era muy grato escucharla, porque para mí, me daba cuenta de que no había sido una acción dirigida ni autorizada por la Cancillería española, sino que era...

¿A usted la ministra Margarita Robles no le explicó que era una visita protocolaria?

No. No me dijo nada de eso. Solo me dijo que la cancillería española y ella misma desconocían los hechos hasta avanzadas las horas en que salió a la luz pública.

¿Ustedes tienen alguna prueba de que los diplomáticos españoles estaban tratando de sacar de la residencia de la embajadora de México, a los exmiembros del gobierno de Evo Morales que estaban allí recluidos?

Mire, yo no puedo hacer esa afirmación. Esa afirmación la va a hacer el ministerio de gobierno de Bolivia, tiene elementos suficientes de sospecha y yo en este momento no quiero anticiparme a nada. Se ha declarado persona no grata a la ministra consejera y su acompañante, porque lo acontecido en ese momento fue inusual e inapropiado y no se ajusta a las normas internacionales. El hecho de que ella hubiera ido acompañada de estas personas que estuvieran lidiando con la policía boliviana, que no quisieran identificarse, el contexto indica y afirma que no fue una visita precisamente de cortesía, a las 10 de la mañana en el domicilio de la embajadora, y no en la embajada de México.- Y no hubo una sola llamada de la ministra consejera para disculparse por la actitud de ella. Déjeme serle franca, me cuesta decirlo. Cuando yo hablé con la ministra consejera para ayudarla, ella tuvo actitudes pero absolutamente violentas. Fuera de sí. Sin cuidar las formas. Todo contribuía a que había un clima de alta tensión en la residencia de la embajadora de México.

¿Se está refiriendo al momento en que la diplomática española queda en la embajada de México sin poder salir porque sus escoltas y sus coches diplomáticos han sido retenidos fuera lejos ¿no podían llegar donde estaba ella?

No fueron retenidos. Podían llegar, pero no con la gente enmascarada. Podía llegar el chófer. Pero la escolta de la diplomacia española no está autorizada para andar con máscaras. Este no es un país en guerra. Este es un país donde se cumplen las normas. No se puede andar ni la policía boliviana ni extranjera con máscaras. Y menos que la policía extranjera se niegue a identificarse.

Las imágenes que hemos visto y lo que ha dicho la policía española es que les metieron en una encerrona, les estaban grabando y ellos se taparon la cara para proteger su identidad, porque es vitar el anonimato

Si Usted lo quiere ver así yo no puedo convencerlo de lo contrario. Este es un país civilizado. Donde se respetan las normas. Donde el cuerpo diplomático recibe una consideración extrema. El pueblo boliviano es gentil, pero no confundir la gentileza con complejos y otros apelativos.

¿Pero no hay ninguna prueba publica de que estaban intentando sacar a los acólitos de Morales de la embajada mexicana?

Mire, no era necesario que existan evidencias de esa naturaleza. La actuación de la ministra consejera y sus acompañantes, es un acto repudiable en cualquier lugar del mundo. Yo imagino que si un diplomático boliviano estuviera circulando por las calles de Madrid con la cara cubierta y con armas y estuviera interpelando y desafiando a la policía española. ¡Hágame el favor!

¿El personal de seguridad boliviano en España va armado? ¿Y si son rodeados por un grupo que no les deja operar con normalidad, intentarían taparse la cara?

No creo. Pero ya me ha anticipado el embajador Santos de España, que es costumbre que las fuerzas de Seguridad Españolas caminen por el mundo enmascarados y armados. Yo le he dicho que en mi país no hay guerra, y eso ocurre en lugares donde hay guerra. Creo que es mejor dejar el diálogo ahí y no presionar, porque lejos de encontrar una solución amistosa, creo que hay personas que están tratando de inducir a esto a una escalada de conflicto mayor.

Mi gobierno, mi país, mi pueblo y esta cancillería desean establecer o reencausar estas relaciones y fortalecerlas en el marco del respeto que se deben recíprocamente dos países, sin diferencias de cuan desarrollado es un país u otro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?