Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Gobierno legítimo

Los diputados socialistas que han tenido que aguantar de todo a lo largo de este fin de semana, bombardeados a través de redes y teléfono, en un juego sucio desplegado por la oposición de la derecha y la utraderecha buscando al débil que pueda hacer caer a Pedro Sánchez

Estamos a pocas horas de la votación en el Congreso con más suspense de los últimos tiempos. La segunda votación para la investidura de Pedro Sánchez está tan ajustada que cualquier imprevisto puede hacer cambiar el rumbo de las cosas. El PSOE ha decretado una especie de toque de queda para sus diputados que han dormido ya en Madrid y que seguramente habrán sido recontados una y otra vez, y por aquello de las vueltas que da la vida el encargado del recuento ha sido Rafael Simancas, víctima de ese Tamayazo que desde el fin de semana sobrevuela el Palacio de las Cortes.

Los diputados socialistas que han tenido que aguantar de todo a lo largo de este fin de semana, bombardeados a través de redes y teléfono, en un juego sucio desplegado por la oposición de la derecha y la utraderecha buscando al débil que pueda hacer caer a Pedro Sánchez. Y no solo los diputados socialistas el representante de Teruel Existe ha sido también víctima de un acoso indecente al que se ha sumado, además algún medio de comunicación.

Y todo esto al grito de ilegítimo, que es la palabra más usada por la derecha y la ultraderecha. Pues no, señores, el Gobierno que salga de la votación de hoy es tan legítimo como cualquiera. Los ciudadanos votaron mayoritariamente a los socialistas que para gobernar se van a apoyar en otras fuerzas que tienen representación democrática en la cámara, y que tienen detrás a millones de votantes.

Y el Gobierno que salga va a tener que hacer un importante ejercicio de defensa de las instituciones que desde la oposición y con la bandera del partriotismo pretenden apoderarse.

Si no hay sorpresas, el de hoy va a ser un día importante, por fin este país va a tener un Gobierno y se va a poner a trabajar en las cosas que importan a la gente, y pasada la bronca de estos días, el PP debe decidir que quiere ser, si el telonero de la ultraderecha o ese partido de gobierno con el sentido de Estado pertinente que ayude a tejer consensos para poder sacar adelante las reformas que este país necesita.

De ellos depende que lo vivido estos días en el Congreso quede solo en un episodio puntual, atribuible al fragor del debate parlamentario, o queda instalado en la legislatura el frentismo y la crispación. Y depende también del presidente Pedro Sánchez, que debe hacer todo lo posible para evitar este frentismo y abrir la legislatura a la tranversalidad.

Está en juego la estabilidad de la legislatura y con ella la solución de los asuntos que permitan mejorar la condición de vida de los ciudadanos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?