Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

A trabajar

La normalidad se recupera también y, sobretodo, pensando en el interés general y alejando el fantasma de la campaña electoral permanente

Se retrasa, de momento, la formación del nuevo gobierno de Pedro Sánchez. Tras las prisas con la investidura, ahora hay en frenazo ante la conformación del ejecutivo, así que habrá que esperar también para conocer cuáles son las prioridades.

La difícil investidura salió adelante y lo que viene ahora no es mucho menos más fácil. La debilidad del nuevo ejecutivo, cuando se conforme, le augura una tarea titánica para poder sacar adelante las reformas necesarias y urgentes.

Tiene enfrente una oposición que no le va a permitir el mayor desahogo, pero Pedro Sánchez tiene que ser capaz de buscar su consenso en materias decisivas sin que esto signifique ninguna traición. Se han llenado tanto los bandos de traidores que en algún momento van a reventar, así que, animado por un horizonte, de momento, despejado de convocatorias electorales, el presidente del Gobierno tiene la responsabilidad de trabajar para acabar con el frentismo.

Y la oposición, el principal grupo de la oposición, tiene la responsabilidad de participar en la solución de los problemas de la gente. Abandonar la propaganda y la competición con Vox y trabajar en favor del futuro.

Y sobre Cataluña es exigible la transparencia, sobretodo porque si el gobierno no explica los pasos que van dando se verá superado por la estrategia de Esquerra Republicana que no pierde la oportunidad para cargar contra quien esta dispuesto a dialogar con ellos y mantener su relato. Es su lucha por la supervivencia en el mundo independentista. Pedro Sánchez tiene que acabar con la sensación de que quien maneja los hilos de la negociación es ERC.

Ya lo ven, nadie dijo que esto iba a ser fácil. De momento, se ha acabado con la interinidad pero ahora hay que trabajar duro y cada uno de los actores políticos debe empujar en la misma dirección. Ya no hay excusas, o se quiere o no se quiere solucionar los problemas. La normalidad se recupera también y, sobre todo, pensando en el interés general y alejando el fantasma de la campaña electoral permanente. A trabajar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?