Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Un psicólogo analiza las palabras del rey en la toma de posesión

Felipe VI se ha deseado "enhorabuena y mucha suerte" a los nuevos vicepresidentes y ministros de Pedro Sánchez

Esta mañana han prometido su cargo ante el rey Felipe VI los vicepresidentes y ministros del nuevo Gobierno encabezado por Pedro Sánchez. Se trata del primer gobierno de coalición desde la transición y, en el acto, igual que ya ocurriría tras la moción de censura, no ha habido ningún tipo de símbolo religioso, solo un ejemplar de la Constitución de 1978.

El rey ha saludado a los nuevos cargos, que celebrarán mañana el primer Consejo de Ministros del gobierno de coalición, se ha dirigido a todos ellos con la misma frase: «Enhorabuena y mucha suerte». Muchos analistas han relacionado este deseo del monarca con las palabras que dirigió a Pedro Sánchez el pasado miércoles: «Ha sido rápido e indoloro, el dolor viene después».

Este deseo de suerte para los miembros del nuevo gobierno nos ha hecho preguntarnos qué se esconde tras esta frase y deseo más allá de la superstición. Para aclarárnoslo hemos contado con Sergio García, psicólogo clínico del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, que ha traducido la frase de Felipe VI como “generen las condiciones necesarias para tener suerte”.

 Destaca que sobre todo es interesante el tono con el que el monarca ha deseado suerte a Pedro Sánchez, y es que “si tiene suerte el gobierno la va a tener todo el país”. Aclara que esa ‘buena suerte’ que se ha deseado ha generado una sintonía entre ambos.

Nos explica que “pensar en la suerte en su concepción más compleja tiene que ver con el trabajo realizado para tener suerte”. Por tanto, si nos desean ‘buena suerte’, en realidad nos están deseando ‘buen trabajo’, en este caso “un deseo de que el país vaya a mejor y que el gobierno acierte en sus decisiones”.

Todo esto después de que la derecha y la ultraderecha hayan intentado, estas últimas semanas, de patrimonializar la figura del rey: “Ha querido decir soy de todos”.

También ha hablado de que es necesario que toleremos la incertidumbre: “hay elementos que no podemos controlar”. En cambio, para aquello que sí podemos controlar, tenemos que generar las condiciones propicias para que el trabajo que comienza sea satisfactorio.

En cuanto al tema de la suerte, cada idioma y cada cultura le da un matiz diferente, “una forma diferente de desear buena suerte”. El psicólogo también destaca que “aquello que decimos de los demás habla más de nosotros mismos que de los demás”.

Si hablamos de suerte, se nos ocurre también la figura del gafe, que, para Sergio García, sí que existe, siendo “aquella persona que no genera las sinergias necesarias para hacer un proyecto exitoso”. Serían las famosas personas tóxicas, hacia los demás y hacia ellos mismos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?