Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

Un profesor registra desde hace 10 años todo lo que le ocurre hora a hora

Morris Villarroel apunta en cuadernos todo lo que le pasa, todos los días y a todas horas

¿Recuerdan qué es lo que estaban haciendo en este mismo momento hace justo un año? Para la gran mayoría la respuesta es no, incluso para muchos es difícil recordar cuál fue nuestra cena anoche. Pero esto no le ocurre a Morris Villarroel, que tiene más de 300 libretas en las que están registrados todos los días de su vida.

Es profesor universitario y lleva casi una década haciéndolo. Se ha asomado hoy a La Ventana para contarnos esta curiosa afición. Empezó al cumplir 40 años, al hacerse la pregunta de qué es lo que había hecho desde que tenía 30: “Sabía que había hecho cosas, pero no tenía un registro”. Por eso decidió apuntar lo que hacía, para ver cómo usa el tiempo.

Nos ha contado que esta labor está también asociada a su trabajo, en el que se encarga de tomar datos y apuntes de cómo se comportan los animales. En cuanto a los sentimientos, las emociones, dice que solo se cuelan algunas veces: “No es tanto un diario, sino un cuaderno de bitácora”.

Lo que le ha parecido más llamativo es lo mucho que olvidamos: “el cerebro tiene esa capacidad de olvidarlo casi todo”.

En este tiempo ha conocido a su mujer, que ahora le dice: “Van a pensar que estás loco”. Después de eso vino su primer hijo, del que documentó su gestación, su nacimiento, su primer año de vida,… Esta vez lo acompañó con fotografías tomadas también de manera exhaustiva.

“Ha pasado mucho en estos 10 años”, comenta. Una de las cosas es que se ha unido a un grupo que lleva por nombre Quentified Self, formado por gente que se automonitoriza usando la tecnología. Cada cierto tiempo se reúnen y exponen sus hallazgos.

Esta labor y, por tanto, este movimiento, está guiado por una serie de objetivos en el que el médico es el más importante. Y es que recogiendo estos datos sobre nuestra salud y ofreciéndolos a los médicos se puede avanzar en algunas investigaciones. También nos ha hablado de las apps para controlar los pasos y saber dónde estamos en cada momento; un uso artístico, ya que hay artistas que crean basándose en estos datos cuantificados; y un último uso que sería pensar sobre cómo pensamos.

Todo lo que hace, además de estar perfectamente documentado, está perfectamente localizado, ya que cada cuaderno lleva un índice para saber perfectamente con quién comió, por ejemplo, el 14 de marzo de 2015.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?