Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Toda la información sobre el coronavirus en el mundo

El "acuerdo del siglo" no dura ni un día

Apenas un par de notas de un plan muy extenso que no prosperará, aunque Trump lo engrase con un montón de dinero

Donald Trump presentó este martes con solemnidad de gran acontecimiento el largamente esperado plan de paz para Oriente Próximo. Lo llamó "el acuerdo del siglo" y lo anunció como la gran oportunidad histórica de encauzar el conflicto. "Mis antecesores, desde Johnson, lo intentaron y fallaron, pero yo no estoy aquí para hacer cosas pequeñas", afirmó con su proverbial modestia. La cosa no es pequeña, en efecto, son 80 folios, pero no va a llegar muy lejos. Propone dos estados, israelí y palestino, e incluso menciona la posibilidad de una capital palestina en Jerusalén este. Extremo, este último, sencillamente incoherente con la afirmación que se hace acto seguido: "Jerusalén será la capital indivisible de Israel", lo que la administración Trump impuso de facto en 2017.

Se ofrece a los palestinos el caramelo de detener la expansión de nuevos asentamientos en los próximos, pero no sin antes reconocer la legalidad de todos los establecidos. Legalidad unilateralmente norteamericana, pues han sido desautorizados siempre por Naciones Unidas. La desautorización más reciente, en 2016, cuando el Consejo de Seguridad los definió como "violación flagrante de la legalidad internacional".

Lo que Trump propone significa la anexión israelí de territorios en el valle del Jordán y Cisjordania, algo así como un 30% de su superficie. Son apenas un par de notas de un plan muy extenso que no prosperará, aunque Trump lo engrase con un montón de dinero. Por cierto, dinero no exactamente suyo y, por el momento, solo virtual. Promete 50.000 millones de dólares a los territorios palestinos y países árabes vecinos pero procedente de inversiones internacionales y en los próximos 10 años. A cambio, eso sí, de cortar en seco la participación financiera norteamericana en la agencia de la ONU para la ayuda a los refugiados palestinos. De 350 millones hace 2 años a cero hoy. Netanyahu, presente en la ceremonia, exultaba de alegría; las autoridades palestinas lo han rechazado rotundamente. El acuerdo del siglo no ha durado ni 24 horas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?