Domingo, 06 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Despoblación

Un mes sin cobertura: manual para vaciar la España desconectada

Magaz de Cepeda lleva un mes sin cobertura móvil y años con una conexión a internet que no supera los 2Mbps

Ni Movistar ni las administraciones públicas ofrecen soluciones para este municipio en el que cada vez es más difícil emprender, tener clientes y, sobre todo, quedarse a vivir

"¡Que vengan y lo vean!", dice la alcaldesa de este municipio cuando las administraciones públicas le niegan que no haya cobertura en el Ayuntamiento

En Magaz de Cepeda, durante el invierno, no viven más de 50 personas. Si ampliamos el radio y nos fijamos en todos los pueblos del municipio -seis en total- la cifra es de poco más de 200 habitantes. Desde hace un mes en la mayor parte del municipio no tienen cobertura móvil por un problema con un repetidor. Aunque se han quejado en más de una ocasión a Movistar no han obtenido respuesta por lo que el problema es cada vez más serio.

Contactar con Magaz de Cepeda y con su alcaldesa no es fácil. Lo habitual es que salte le buzón de voz porque no tiene cobertura así que -con mucha paciencia- conseguimos hablar con ella a través de WhatsApp gracias a la conexión extremadamente lenta que tiene a internet en su casa a través de radio. En esta zona hasta para poder escuchar la SER hay que hacerlo a través de la onda media -el 1341- porque la FM no se sintoniza en la mayor parte del municipio y cadenaser.com no es una alternativa en una localidad en la que la velocidad máxima a internet que consiguen algunos vecinos que tienen línea fija de cobre no supera los 2Mbps.

"¡Que vengan y lo vean!"

Con la ayuda de unos vecinos que nos ayudan a encontrar en Ayuntamiento conseguimos encontrar a Mariló Gutiérrez, la alcaldesa que ya se ha puesto en contacto con las administraciones públicas, con la propia Telefónica -que no responde a sus cartas- e incluso con otras operadoras de telefonía a la que les está ofreciendo todas las facilidades para que se instalen en su pueblo y haya alguna alternativa a Movistar: “Facilitándoles, tenemos terreno… poniendo a disposición lo que necesitan, ¿no?. Estamos con alguna que parece que, a ver si con un poco de suerte, se va a instalar”, nos cuenta la alcaldesa.

Porque, aunque llevan un mes sin cobertura móvil antes la situación en el pueblo no era mucho mejor. Una conexión a internet muy lenta, caídas constantes en la cobertura móvil… Mariló Gutiérrez asegura que se han puesto en contacto con las administraciones públicas como la Junta de Castilla y León que se desentiende del asunto “diciendo que no era su competencia, que estaba liberalizado y que son las compañías las que actúan cuando, como y donde quieren”; por su parte “la secretaria de estado de comunicación se atrevía a decirnos que en el municipio de Magaz no había zonas oscuras”; es decir, que no les constaba que no hubiera zonas sin cobertura. Ante esta situación la respuesta de la alcaldesa es clara: “¡Que vengan y lo vean!”.

El reto de emprender sin internet

El viaje a Magaz nos ha servido para conocer las historias personales de algunos de los habitantes del pueblo y cómo les afecta tanto la baja velocidad de internet habitual como esta ausencia total de cobertura móvil. Uno de ellos es Michel, él nació en la ciudad, pero quiso trasladarse al pueblo porque prefiere vivir ahí.

Ahora intenta abrir una tienda en Magaz, no hay ninguna, aunque con problemas como el de la cobertura lo ve muy complicado: “Lo primero es que no tengo internet. Yo tengo que hablar con proveedores… No tengo teléfono. Tengo que buscar información, ¿dónde la busco?”, Michel denuncia que a él abrir una tienda le cuesta “cinco veces más que a uno de ciudad” pero en cambio la rentabilidad que puede obtener será mucho menor. “Yo he apostado por el pueblo. Y yo lo que veo es que en todos los pueblos lo que están haciendo es que los servicios se van. Los quitan, o no los reponen… Los están dejando caer”, lamenta Michel.

Una hora para descargar un formulario

En el bar nos espera Francisco, que llegó a la provincia de León hace ocho años por una oferta de trabajo desde Huelva. Pasó de vivir en un “pueblo” de 40.000 habitantes a regentar un bar en uno que no supera los 50 y que denuncia está “incomunicado total”. Nos contaba que, aunque cuenta con conexión a internet a través del teléfono fijo con una supuesta velocidad de 3mbps lo cierto es que nunca ha superado los 2 megas. Se ríen de mí cuando les pregunto si tienen Netflix o HBO: “No no no no no”, nos dice Francisco; en Magaz no es consiguen descargar un vídeo ni una canción: “El otro día fui a descargar una solicitud para la limpia del río… Casi una hora, ¿eh? Para descargar el informe para rellenarlo”.

Cambiamos de pueblo y nos vamos a Vega de Magaz donde vive Beli, la panadera de la zona junto a su marido. En la panadería no tienen teléfono fijo y solo cuentan con un móvil sin cobertura lo que les genera problemas para hablar con proveedores y, sobre todo, para recibir pedidos de los clientes: “A lo mejor te llaman a una hora: «Oye, ¿me traes esto?». Pues si no me entero no se lo puedo llevar”. Beli tiene un hijo de 30 años al que “le gusta vivir aquí, pero se ha tenido que ir a trabajar fuera en Madrid”, cuenta la panadera.

"Que no nos quiten lo que tenemos"

Terminamos el recorrido por Magaz hablando con Manolo, que tiene una empresa de construcción y está convencido de que -a largo plazo- se arriesga a perder clientes: “Mi mujer cuando baja a Astorga clientes que tengo de antes le dicen: «Oye, que he estado llamando a tu marido desde hace días y no coge el teléfono». Son clientes que yo conozco de más años, pero habrá algunos que son nuevos que en cuanto llaman una vez o dos llaman a otro constructor”.

Manolo nos explica que lo que está pidiendo es simplemente que no le quiten lo que ya tienen; y pone un ejemplo. Cuando su mujer estudiaba en León podía ir y volver todos los días desde el pueblo en un tren que -con la llegada de la alta velocidad- ha desaparecido: “Ahora el crío que tenemos ya no puede ir todos los días las ocho porque no hay tren. Se queda allí en un piso porque no hay la posibilidad de que a las 8:00 saliera un tren de aquí y llegara a León”.

Magaz de Cepeda no es el único pueblo de León que está en esta situación. De hecho, en alguno se plantean directamente denunciar a Telefónica. En Posada de Valdeón y en Oseja de Sajambre el PSOE ha presentado una moción para que el Ayuntamiento inste a la Junta a denunciar directamente a la operadora.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?