Miércoles, 03 de Junio de 2020

Otras localidades

SUCEDIÓ UNA NOCHE

Palabra de mula

El 8 de febrero se cumplen 70 años del estreno de 'Mi mula Francis', un personaje que se hizo muy popular en el cine de la década de los 50 del siglo XX

"Mi mula Francis"

"Mi mula Francis" / Mi mula Francis

Cuando hablamos de estrellas de cine siempre pensamos en actores y actrices pero existe un gremio muy particular del que solemos olvidarnos y que también ha conquistado las pantallas protagonizando infinidad de películas. En el estarían Rin Tin Tin, Lassie, Benji, Beethoven y toda la colección de perros de cine; también la leona Elsa, Flipper el delfín, la orca Willy o Babe el cerdito valiente. A esta galería de animales de cine había que sumar a una mula. Una mula inteligente y divertida que además sabía hablar: La mula Francis.

Escucha el reportaje completo de Antonio Martínez

Su historia nació en Birmania durante la Segunda Guerra Mundial, lugar donde estaba destinado David Stern un periodista norteamericano que escribía para el “Barras y Estrellas”, el periódico de los soldados. Fue allí donde se le ocurrió la idea de escribir una novela sobre una mula, animales que prestaban un gran servicio al ejército en la selva trasportando armas. Pero su mula tenía además una particularidad: Podía hablar. El libro tuvo un gran éxito y rápidamente en Hollywood compraron los derechos para llevarlo al cine. De esta forma el 8 de febrero de 1950 se estrenaba “Mi mula Francis”, película en la que el animal se revelaba parlante ante un torpe teniente del ejército norteamericano.

Francis no solo hablaba sino que era una gran estratega militar y ayudaba a los americanos a ganar la guerra contra los japoneses. En esa primera película ya quedaba clara la personalidad de la mula: Irónica y burlona pero también sensata, muy astuta y una brillante oradora. La mula tenía una mirada inteligente y una voz ronca que se la prestaba Chill Wills, un veterano actor recordado de muchos westerns como “Río Grande”, “Espíritu de conquista” o “El Álamo”. Y además tenía un compañero inseparable al que daba vida Donald O’Connor, el amigo de Gene Kelly en “Cantando bajo la lluvia”. O’Connor protagonizaría seis de las siete películas de la saga de la mula Francis.

Chill Wills / Chill Wills

“Mi mula Francis” fue un gran éxito de taquilla. Era un entretenimiento ligero y divertido que encantó al público americano de la posguerra. Francis fue también el primer animal que ganó el premio PATSY (Picture Animal Star of the Year), algo así como los Oscar de los animales que se entregaron desde aquel año 1950 hasta mediados de los 80. Al año siguiente se estrenó la segunda película, “Francis en las carreras”, en la que la mula y O’Connor se metían en el mundo de las carreras de caballos. De nuevo fue un éxito de taquilla y año tras año fueron llegando nuevas aventuras: “Francis en la gran ciudad”, “Francis en la Marina”, “Francis va a West Point”…

La mula en realidad se llamaba Molly y Les Hilton era el entrenador que le enseñó a mover la boca como si hablase. También utilizaba unos hilos que colgaban de la boca del equino y cuando tiraba de ellos daba la impresión de que gritaba o se reía. Gracias a estas mañas la mula Francis se convirtió en un personaje muy popular. Su saga de películas se convirtió de paso en una cantera de jóvenes actores. Clint Eastwood debutó en el cine con “Francis en la Marina”. Tony Curtis tuvo también uno de sus primeros papeles en “Mi mula Francis” y “Francis en las carreras” lanzó la ídem de la hasta entonces desconocida Piper Laurie.

Cartel de "Francis en la Marina" / cartel

Aunque las películas funcionaban bien en taquilla Donald O’connor no se sentía muy feliz ya que tenía que renunciar por ellas a otros proyectos que deseaba hacer, especialmente musicales, género del que era un especialista gracias a su facilidad para cantar y bailar. Finalmente en 1956 el actor se separó de la mula. La última película de la saga, “Francis y la casa embrujada”, la protagonizó Mickey Rooney.

Además de las películas se creó una colección de cómics titulada “Francis, la famosa mula parlante” que era muy popular y a comienzos de los años 60 la CBS quiso hacer una serie de televisión con ella. David Stern, su creador, que había sido también coguionista de todas las películas, no aceptó, y la cadena de televisión hizo la serie pero con Mister Ed, el caballo parlante, que era más o menos lo mismo aunque no igual.

Han pasado 70 años desde que la mula Francis triunfara en las pantallas. Hoy en día no son muchos los que la recuerdan pero para aquellos que veíamos sus películas en la televisión cuando éramos niños Francis no nos cabe ninguna duda: Francis siempre será una estrella.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?