Jueves, 04 de Junio de 2020

Otras localidades

¿Qué es despido procedente y qué no es caso de hurto?

El abogado explica que la pérdida de confianza se considera motivo de despido procedente más allá del valor de lo defraudado

¿Puede ser posible que un ejecutivo con un sueldo desorbitante acabe su carrera laboral, despedido, por robar un sándwich en la cafetería de su empresa? ¿O que un alto directivo pierda su empleo en el Reino Unido después de desvelarse que cada mañana se colaba en el tren que le llevaba a su trabajo? Puede ser, y los casos que mencionamos son de altos ejecutivos anglosajones que han acabado su carrera por estos delitos, y que son causa para la rescisión de un contrato.

En 'La Ventana' hemos hablado con el abogado Román Gil, socio de Sagardoy Abogados, para conocer qué dice el derecho español en estos casos. Qué se valora jurídicamente para ser despedido. Qué es despido procedente y qué no. Y hasta qué punto puede ocurrir en nuestro país ante un caso similar; y es que la pérdida de confianza puede ser un motivo que justifique un despido.

1. Si fuese una patología puede ser atenuante

La primera excepción en este tipo de casos está en el caso de algún tipo de patología; y es que, aunque una pérdida de confianza por un hurto puede considerarse despido procedente, en el caso de que quien lo comete padezca alguna patología que le pueda haber incitado a ello puede considerarse un atenuante. "Hay casos, por ejemplo, en casos de ludópatas", ha explicado Gil.

2. Más allá del dinero, la pérdida de confianza

En estos casos del Reino Unido, en lo que el robo no va más allá de un sándwich, lo relevante no es el precio "da igual el valor de lo defraudado", señalaba Gil; y es que lo que se tiene en cuenta es la ruptura dela confianza entre empresa y trabajador. "Los tribunales son muy estrictos en ese aspecto", explica este abogado que asegura, por tanto, que se trata de un despido procedente.

Precisamente Román Gil conoce el caso de cerca; y es que él es trabajador de ese bufete en España: "Es el típico comedor donde se come con bandejas y se paga normalmente con la tarjeta de crédito. Yo alguna vez he estado allí y me han invitado y por supuesto quien me ha invitado ha pasado con su tarjeta". Este abogado subraya: "Ser fiable y respetar las reglas, para mí, es muy importante".

3. El problema de las redes

Cuando sucede algo de este tipo uno de los problemas al que se enfrenta el trabajador más allá del despido es de las redes sociales. Y es que si esto ocurre, cada vez que se busque el nombre de este trabajador en internet "lo va a identificar como un comportamiento desleal y destruye su carrera profesional".

4. Casos en España y excepciones

Este abogado de Sagardoy Abogados nos ha contado algún caso similar en España: "Por ejemplo, un trabajador que descarga una máquina tragaperras y si son 100 euros se queda cinco. No es por la cuantía, es porque rompe la confianza".

Pero en nuestro país también ha habido excepciones; como la de un trabajador que bebió parte de una botella de zumo de manzana que estaba destinada a los dueños del bar y le despidieron. Aquí, tanto como en el caso de un trabajador que se quedó con cinco euros a lo largo de una década se consideró "excesivo".

5. No es lo mismo un camarero que un alto ejecutivo

En estos casos no solo se tiene en cuenta la cuantía del hurto o la pérdida de confianza en sí; sino también la posición que la persona ocupa en la empresa; y es que no es lo mismo ser un alto cargo con un sueldo abultado que un trabajador raso: "Cuanta más alta sea la responsabilidad del trabajador, más exigente es la pulcritud".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?