Domingo, 07 de Junio de 2020

Otras localidades

'Nuestras madres': Dignidad y memoria

La película dirigida por César Díaz aborda el drama de los desaparecidos de la guerra civil en Guatemala

Escena de Nuestras madres de César Díaz

Escena de Nuestras madres de César Díaz / Alfa Pictures

Desde 1960 y durante más de 35 años Guatemala vivió un prolongado y sangriento enfrentamiento civil. Un conflicto entre guerrilleros y fuerzas militares y paramilitares que causó miles de víctimas. En diciembre de 1996 se firmó el acuerdo de paz entre el gobierno de Guatemala y la Unidad Revolucionaria Nacional guatemalteca, la principal fuerza guerrillera. La guerra civil había causado más de doscientos mil muertos y unos cuarenta y cinco mil desaparecidos. Comenzó entonces un proceso para identificar los lugares en donde habían sido enterrados indiscriminadamente miles de cadáveres para que fueran devueltos a sus familiares y que éstos les dieran un entierro digno.

Nuestras madres ganó el premio Cámara de Oro en el último Festival de Cannes. El director César Díaz cuenta la historia de un joven antropólogo llamado Ernesto que identifica y desentierra a los desaparecidos en este conflicto armado y que un día cree encontrar en un enterramiento a su propio padre, asesinado por las fuerzas armadas al que nunca conoció.

César Díaz es documentalista y en la película ha mezclado el testimonio directo de mujeres que perdieron realmente a sus hijos y maridos durante la guerra civil con una historia de ficción que habla de la búsqueda de la verdad y de la propia identidad. “Yo tenía ganas de hablar de las relaciones filiales, de cómo alguien puede ser tu pare o tu madre sin necesidad de compartir ADN; de que finalmente tu padre o tu madre es alguien que te cuida o te quiere. Eso era algo que me obsesionaba. Yo estaba haciendo la investigación para un documental cuando me encontré la historia del pueblo que se ve en la película”, explica César Díaz.

En tan solo 78 minutos Nuestras madres muestra el dolor de las víctimas, sobre todo mujeres, que intentan recuperar a sus desaparecidos, pero también su enorme dignidad. “Para mí el cine tiene la responsabilidad de tratar estos temas, porque estos momentos que nos han tocado vivir han marcado a generaciones enteras. Se han creado heridas profundas que tienen que expresarse de alguna manera”, dice César Díaz. “Más allá de que no queramos hacer tratados históricos, antropológicos o etnográficos, el cine tiene la responsabilidad de tratarlos y de ponerlos en escena para crear un diálogo con el espectador. Para mí la película es un diálogo con la gente que la ve, con el público. A partir de ahí debemos crear puentes para poder reconciliarnos y cerrar heridas y así poder crecer como país y como democracia”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?