Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Ábalos no descarta una prórroga del estado de alarma

Así es la vida cuando trabajas a 200 kilómetros de casa

Esta noche, en 'Periodismo a la Carta', hemos abordado la realidad de los 'pendulares', trabajadores que vienen todos los días a Madrid desde otras comunidades autónomas

¿Se imagina pegarse el madrugón para recorrer los 200  kilómetros que le separan de su casa? Es la rutina diaria de Elena, que vive en Valladolid pero trabaja en Madrid.  Su marido, José Manuel Trillo, ha pedido que en 'Periodismo a la Carta' abordemos la realidad de las personas que tienen que viajar desde otra comunidad autónoma para trabajar en Madrid. En su casa, destinan casi 600 euros al mes para que Elena llegue todos los días a la oficina en Madrid. 

Este fenómeno, el de los trabajadores que se desplazan desde otras comunidades autónomas para trabajar en la capital, es novedoso. "La clave está en que ha caído la tolerancia social a sacrificarlo todo por irse a un sitio donde hay empleo", explica Fernando Collantes, profesor de historia económica en la Universidad de Zaragoza e investigador del Centro de Estudios sobre Despoblación y Desarrollo de Áreas Rurales. España ha fiado todo a la movilidad. Antes, la mano de obra se desplazaba a las regiones ricas. Hoy, esa mano de obra está dispuesta a hacer viajes pendulares. En el caso de Elena, vuelve a las cinco y media de la tarde a su casa. Otros, tienen menos suerte, y pueden pasar hasta 15 horas fuera de su ciudad. 

¿Alguna vez España estuvo llena? 

"Hoy tenemos una población más concentrada que en el pasado. Los territorios que hoy son 'España vacía' son territorios que hoy pueden tener 3 o 4 habitantes por kilómetro cuadrado, pero que nunca pasaron de 10 a comienzos del siglo XIX", aclara Collantes. La clave para que los trabajadores no tengan que recorrer 200 kilómetros para llegar a su puesto de trabajo, pasa por relanzar la economía de los territorios que están perdiendo pulso demográfico. "En otros países europeos, una combinación de mercado y política pública permiten cambiar las dinámicas. Esto requiere un consenso fuerte sobre la política económica que debe llevar la política económica de una región, una provincia o una comarca", zanja Collantes. 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?