Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 30 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Italia suma 812 muertos en 24 horas, pero registra el dato más bajo de nuevos contagios en dos semanas
La firma de Iñaki Gabilondo

Señor González, señor Aznar, ¿qué habría que hacer?

No lanzo estos interrogantes como preguntas retóricas, apelo a su conocimiento por si pueden sugerir alguna vía alternativa y apelo también a su experiencia

Señor González, señor Aznar, ¿qué habría que hacer?. / CADENA SER

Los expresidentes Felipe González y José María Aznar se mostraron severísimos con la mesa de diálogo sobre Cataluña. González la descalificó por inservible: "Será una performance", dijo, un" espectáculo visual". Aznar apuntó a su ilegitimidad con palabras durísimas. Creo que millones de españoles participan, en mayor o menor grado, o bien del escepticismo de González, o bien de la indignación de Aznar... Yo podría encontrarme entre los primeros. He repetido en mil ocasiones que el diálogo es imprescindible, por lo tanto estoy a favor de esa mesa, pero tengo grandes dudas sobre las posibilidades de que alcance resultados de consistencia, estables y duraderos. Para hacerlo sería imprescindible que participara la derecha española, lo cual es inimaginable a día de hoy; en segundo lugar, porque en el lado independentista, con Puigdemont cada día más irreductible, fortalecido en Perpiñán y creciendo, no está nada claro que el posibilismo vaya a ganar la batalla. 

Así todo, apuesto por la mesa y por el intento, en la esperanza de que el diálogo surta efecto que a veces produce, y descubra puntos de encuentro donde ahora no se ven. Ahora mismo no hay otro camino, o sí. Es ahí donde yo quisiera interpelar a los expresidentes. Creo que si abordan el tema, como hicieron, tienen la obligación de ir más allá de la simple denuncia. ¿Qué habría que hacer? ¿Que harían ellos?

No lanzo estos interrogantes como preguntas retóricas, apelo a su conocimiento por si pueden sugerir alguna vía alternativa y apelo también a su experiencia. A fin de cuentas, ambos, González y Aznar, saben lo que es recurrir al diálogo cuando los callejones no tienen salida. Diálogo incluso con el mayor enemigo del Estado, el enemigo armado. No estoy estableciendo paralelismos, recuerdo iniciativas extraordinarias en circunstancias extraordinarias. ¿O no es circunstancia extraordinaria la que se está viviendo en Cataluña? Una circunstancia extrema, que si no se produce un milagro, el soberanismo catalán no solo seguirá teniendo mayoría absoluta en el parlament catalán si no que probablemente la ampliará. Y entre los más jóvenes es donde el independentismo es más fuerte. ¿No es obligación del Gobierno, de este y de cualquiera, explorar los caminos del acercamiento? ¿Qué habría que hacer, señor González? ¿Qué habría que hacer, señor Aznar?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?