Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Elvira Lindo: "Cuando acabé el libro tuve la sensación de querer más a mis padres"

La escritora ha presentado su nueva novela 'A corazón abierto', en la que realiza una mirada intimista sobre la historia de sus padres, los protagonistas de su vida y del libro

Esta tarde Elvira Lindo ha presentado en La Ventana su nueva novela ‘A corazón abierto’ que publica Seix Barral. Uno de los protagonistas es Manuel Lindo, su padre, un hombre cuya presencia intimidaba y fascinaba al mismo tiempo. La otra es su madre, Antonia, cuya presencia es más incorpórea.

Al leerlo, lo que más impresiona al lector es la desnudez sentimental de la autora en el libro. Elvira reconoce que escribirlo le ha costado un gran trabajo porque “quería mirar a mis padres con justicia, tal y como fueron, y sin juzgarles”, cuenta. En ‘A corazón abierto’ explica con detalle cómo fueron, cómo vivieron, sus contradicciones, las cosas mejores y peores, etc.

Sobre esta novela, Elvira dice: “por primera vez en mi vida después de acabar un trabajo tengo la sensación de que he hecho lo que quería”. Escribir la novela ha sido para la autora como una indagación psicológica sobre ella misma y sobre sus padres; “he tratado de entender por qué actuaban como lo hacían” y confiesa: “cuando acabé el libro tuve la sensación de querer más a mis padres”.

Elvira cuenta que su padre era un personaje que generaba situaciones absurdas, originales, pero prefirió indagar en el pasado de ambos y descubrió algo que ya intuía: “mis padres se enamoraron con gran pasión y luego vino la vida corriente; los hijos, las enfermedades…” Para escribir su novela rescató fotos antiguas de sus padres de jóvenes, enamorados, vitales, y muchas en las que sale su padre en la sobremesa; “ese era su estado de felicidad, fumando y con amigos”, cuenta.

Su madre, Antonia, murió en 1978, cuando ella era una adolescente. Tras su muerte, su padre se dedicó a idealizarla y Elvira, por su parte, nunca dejó de comunicarse con ella, le preguntaba, conversaba e incluso se enfadaba con su madre. Ahora cuenta: “si hubiera vivido más, ella habría disfrutado de nosotros, sus hijos, y de otro país”.

Sobre su familia, Elvira explica que su padre les enseñó a ella y a sus hermanos a transformar todo en clave de humor, su madre era pura dulzura, pero su abuela, en cambio, “le daba miedo”. A sus hermanos les ha fascinado verse reflejados en el libro, donde “todos somos personajes secundarios al lado de los dos personajazos que eran mis padres”, confiesa la autora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?