Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Otras localidades

¿El gilipollas nace o se hace?

Estreno en España de un documental basado en un best-seller del New York Times que indaga en el origen y el avance imparable de la gilipollez en las empresas, la política o la vida doméstica

¿Sospecha de algún jefe, compañero o pariente gilipollas? ¿Querría confirmar el diagnóstico con algo más de base que su propia impresión?. El canal Odisea, disponible en los principales operadores de televisión de pago, brinda al espectador la posibilidad de responder a estas preguntas con el estreno esta noche de Gilipollas: la teoría’ (22:30h). Se trata de un documental de 80 minutos de duración, basado a su vez, en el best seller del filósofo Aaron James. Un libro editado por el New York Times y que ha sido todo un fenómeno editorial en Estados Unidos.

Para empezar, la carrera de gilipollas implica una dedicación cuasi profesional. ‘A la pregunta de si el gilipollas nace o se hace, el documental plantea que se hace. Si tus padres son gilipollas, puede que tengas más propensión a serlo, pero fundamentalmente es una condición que se adquiere’, ha contado en La Ventana, Gimena Arensburg, directora de Programación de Canal Odisea.

El documental, basado en entrevistas a profesionales de distintos ámbitos, actores, empresarios, financieros, directivos, parte de una definición básica del gilipollas clásico como ‘aquella persona que se cree en el derecho de tratar mal a los demás o aprovecharse de ellos porque piensa que es superior, más rico, más exitoso, más inteligente, etc’.

A partir de ahí, rastrea la gilipollez por ejemplo en el ámbito laboral donde muchas veces –no siempre- se asocia con el éxito profesional. ‘Hay entornos empresariales donde si un gilipollas obtiene buenos resultados, se tiende a apoyar esa conducta en vez de censurarla’, ha explicado Arensburg.

Es el caso de la filosofía imperante en Silicon Valley, por ejemplo, aunque toda regla tiene su excepción y el documental menciona el caso de una directiva afroamericana de la compañía que ha logrado escalar a la cúspide manteniendo a raya los niveles de gilipollez.

‘También hay un caso muy interesante de un banquero, responsable de la financiera Baird, que gestiona más de 77.000 millones de dólares de clientes, que fue la primera empresa en establecer una norma de ‘tolerancia cero’ ante los gilipollas. Siempre se te puede escapar alguno, pero aplicando ese veto a ese tipo de comportamientos han conseguido triplicar sus resultados con respecto a la competencia’, señala la directora de Programación del Canal Odisea.

Con tono positivo y buenas dosis de humor, el documental plantea cómo detectar y hacer retroceder las conductas gilipollas en el mundo aunque como explica Arensburg todo depende de si se ‘actúa’ como un gilipollas o se ‘es’ gilipollas.

Para el primero –que en definitiva somos cualquiera de nosotros en un momento dado- aún hay esperanza. ‘El que hace algo gilipollas, puede darse cuenta, tiene remordimientos y puede hacer autocrítica’.

El caso sin salvación es la del segundo. Si usted es un gilipollas con mayúscula, ni este artículo ni este documental le servirá de mucho. Lo suyo es incurable. Nunca se considerará un gilipollas, porque realmente lo es.

Para más información: Gilipollas.info. En la página web del Canal Odisea también puede hacer un test.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?