Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 02 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Del aula a las urgencias sin la nota del MIR: "Tenemos formación, lo menos que podemos hacer es ayudar"

Esta semana cientos de estudiantes y recién graduados en Medicina se han incorporado como voluntarios en varios hospitales del país ante el colapso de las urgencias

Hablamos con dos voluntarias y con el tutor de los cuarenta sanitarios que han comenzado a trabajar en el hospital madrileño de La Paz

Una sanitaria protegida con mascarilla descansa en las inmediaciones del Hospital La Paz.

Una sanitaria protegida con mascarilla descansa en las inmediaciones del Hospital La Paz. / Óscar J.Barroso - Europa Press (EUROPA PRESS)

El 19 de marzo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció la incorporación de 50.000 sanitarios a los hospitales españoles entre residentes, recién graduados en Medicina que se han examinado del MIR pero que aún no han comenzado su residencia, estudiantes de último curso de Medicina y Enfermería y profesionales recién jubilados.

Sanidad pretendía hacer frente al agujero que ha dejado la escalada de sanitarios que están de baja tras padecer síntomas del COVID-19 y la demanda de personal que han hecho muchos hospitales ante el colapso de las urgencias y las UCIS. La respuesta al anuncio del Ministerio se canalizó a través de las facultades, los Colegios profesionales y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), que recibieron en cuestión de horas más de 5.500 solicitudes de estudiantes y recién graduados para incorporarse a trabajar de forma inmediata. En Catalunya, según datos ofrecidos por el CEEM, se presentaron 2.500 solicitudes de universitarios, y en la Comunidad de Madrid, 2000.

Un día después, el 20 de marzo, el Ministerio de Sanidad solicitó al CEEM los datos de aquellos recién graduados y estudiantes de los dos últimos años de carrera que habían enviado su currículum al Consejo de Estudiantes, datos que en cuestión de horas Sanidad remitió a las Comunidades Autónomas.

Las consejerías, en coordinación con los hospitales, comenzaron a llamar a los estudiantes y recién graduados a los que, mayoritariamente, les han ofrecido contratos por obra y servicio de tres meses y prorrogables. Aunque también hay estudiantes que realizan tareas de voluntariado. Se trata de estudiantes de primeros cursos de Medicina que están realizando tareas administrativas y nunca asistenciales para descongestionar la labor de los sanitarios.

En el Clinic y el San Pau de Barcelona, por ejemplo, hay más de 200 estudiantes voluntarios que trabajan atendiendo llamadas o acondicionando unidades de cuidados. En el caso de las enfermeras, el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid explica a la SER que han recibido 600 solicitudes que ya han trasladado a la Consejería de Sanidad.

Para ejercer la Medicina es necesario estar colegiado, por lo que el Colegio Oficial de Médicos de Madrid ha puesto en marcha la colegiación online para agilizar los trámites. En una semana se han colegiado en Madrid 472 médicos y más del 80% lo han hecho de forma online.

El Lunes, la Comunidad de Madrid contrató a 70 estudiantes de último curso de Medicina y recién graduados, y comenzó a distribuir a voluntarios por los hospitales de la Comunidad. Algo que ha facilitado la rápida incorporación ha sido la colegiación online, un mecanismo que ha puesto en marcha el Colegio Oficial de Médicos de Madrid y que ha permitido colegiar a 472 médicos en solo una semana.

“Tenemos promociones muy preparadas”

En el Hospital La Paz, uno de los más grandes y prestigiosos del país, se han incorporado esta semana 30 residentes R0 (aquellos que acaban de hacer el examen y que aún no han comenzado la residencia) y tres voluntarios. En este hospital, el coordinador de urgencias, Manuel Quintana, se ha convertido en el tutor y coordinador de los voluntarios y médicos recién graduados que se han incorporado al centro.

Manuel, de cincuenta y cinco años, está de guardia cuando atiende a la llamada de la SER. Dice que apenas ha dormido esta semana. “Hay que tirar de todos los recursos disponibles -explica desde el hospital-, tenemos promociones de alumnos muy buenos. Les falta la experiencia de los años, pero tienen formación y creo que todos tenemos que arrimar el hombro en una situación así. Realizan taeras acordes a su momento formativo: tareas de apoyo en laboratorio, administrativas y siempre supervisadas por un tutor”.

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina hace un balance positivo de la primera semana con estudiantes en los hospitales: “Lo fundamental es que no hagan labores asistenciales, como se comprometió el ministerio, porque todavía no son médicos”, explica Antonio Pujol, presidente del CEEM. En el caso de las enfermeras, “en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, están resolviendo el problema de la falta de personal. Ahora mismo hay más de 1700 profesionales que no pueben trabajar temporalmente porque han presentado síntomas de la COVID-19”, asegura Mar Rocha, portavoz del Colegio de Enfermería de Madrid. Aunque en el caso del CEEM, advierten que en el caso de Madrid, el gobierno regional apenas ha llamado al 10% de los estudiantes y recién graduados que se han presentado voluntarios a pesar de que hace falta refuerzos en todos los hospitales de la región.

“Nuestro trabajo descongestiona urgencias”

Marisa tiene 23 años, estudia sexto curso de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid y es voluntaria desde el lunes en el Hospital de la Paz. “Estábamos en el último mes del rotatorio -las prácticas obligatorias que realizan los estudiantes de último curso de Medicina- cuando comenzaron a llegar las noticias del coronavirus. Cuando se decretó el estado de alarma y tras suspenderse las clases, un grupo de alumnos nos organizamos porque queríamos ayudar de alguna manera", apunta.

Con 23 años, Marisa es voluntaria desde el lunes en el Hospital La Paz de Madrid. / Cadena SER (Imagen cedida)

Marisa cuenta que mandó su CV al Consejo Estatal de Estudiantes en cuanto conoció que necesitaban voluntarios. "Ahora mismo somos tres estudiantes en La Paz y 30 médicos que acaban de hacer el examen del MIR y 3 voluntarias. Nosotras, las voluntarias, realizamos varias labores. Estamos en el laboratorio de microbiología, donde llegan las pruebas del coronavirus. En el caso de diagnóstico positivo, nosotras llamamos al médico de urgencias que atiende al posible infectado. Es algo que no ocupa mucho tiempo pero que sin embargo quita mucho trabajo y ahorra tiempo. Antes se cargaba el resultado a un sistema informático al que accedía el médico de urgencias para comprobar el diagnóstico. Ahora todo se agiliza porque estamos nosotras para comunicar el diagnóstico por teléfono. También estamos ayudando a crear una base de datos de pacientes con datos epidemiológicos para obtener más información sobre los pacientes”, señala la joven.

Del MIR en febrero a las urgencias de La Paz

Inés acabó la carrera el año pasado, también en la Autónoma de Madrid, y está a la espera de conocer el resultado del examen del MIR que hizo en febrero. Hizo el rotatorio en el Hospital de la Paz y fue su tutora de prácticas la que la llamó para que se apuntara en la lista de voluntarios porque necesitaban gente. Inés trabaja desde el lunes en las urgencias del hospital.

Inés acabó la carrera el año pasado y fue su propia tutora de prácticas la que la llamó para que se apuntara a la lista de voluntarios. / Cadena SER (Imagen cedida)

“Estos días me estoy dedicando a llamar a los familiares y comunicar el diagnóstico de los pacientes. También hacemos de soporte con residentes en las urgencias. Todo lo hacemos bajo la supervisión de nuestro tutor: si yo me encargo de un paciente, siempre hay un supervisor que toma la decisión por mí. Tenemos formación porque somos médicos, lo menos que podemos hacer es trabajar y ayudar en lo que podamos”, cuenta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?